Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 10 de junio de 2016

Según las delegaciones, desde 2015 se ha trabajado en un plan piloto de desminado humanitario y en él, ahora, se incluirán los proyectos y programas que sean necesarios para hacer los procesos de sustitución.

Dicho esfuerzo será conjunto y tendrá una instancia de coordinación de las dos partes que definirá los protocolos y marcos operativos necesarios para hacer la sustitución en 10 veredas: Orejón, Pueblo Nuevo, La Calera, La América, El Pescado, La Mina, Buena Vista, Altos De Chiri, Roblal y Palmichal. Pero a ellas se podrían sumar otras veredas que manifiesten su deseo de ser incluidas. El proceso tendrá un grupo de acompañamiento conformado por el Gobierno, las Farc, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y la participación de voceros de la comunidad. Tendrá también el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura, FAO, y estará abierta la puerta a más organizaciones nacionales o internacionales que se convoquen por las comunidades y el Gobierno.

“Una vez suscrito el compromiso comunitario con la sustitución y la no resiembra, con el propósito de desarrollar el territorio y sus comunidades y facilitar el tránsito hacia economías legales de cultivadores, recolectores y amedieros, se pondrá en marcha un plan de atención inmediata y de desarrollo de proyectos productivos cuyo marco de referencia será, en lo pertinente, lo señalado en el punto 4, ‘Solución al Problema de las Drogas Ilícitas’ del acuerdo general”, señala el acuerdo.

En todo, las comunidades tendrán gran participación desde la elaboración de los proyectos, la ejecución y hasta en los mecanismo de verificación.El Gobierno garantizará todos los recursos de manera oportuna, para así también avanzar en lo que sería el punto 1 de la Reforma Rural Integral, según señalan las delegaciones, en materia de formalización de tenencia de tierra y preservación del medio ambiente.

En lo acordado también hay un compromiso para garantizar las medidas logísticas y de seguridad para poner garantizar la participación de los delegados de las Farc en el proceso de desarrollo de este acuerdo que se podría en marcha el próximo 10 de julio como una nueva medida de confianza entre las partes.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.