Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe Lunes, 3 de diciembre de 2012

International Airlines Group (IAG), empresa matriz de British Airways y de Iberia, anunció haber interpuesto una demanda en contra del sindicato de pilotos de Iberia por sus huelgas de finales de 2011 y principios de 2012 debido a la creación de bajo coste Iberia Express.

 

“IAG y British Airways han interpuesto una demanda ante el Alto Tribunal británico contra SEPLA, el sindicato de pilotos de Iberia, y de la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos en relación a las huelgas lanzadas por Sepla  en contra de la creación de la filial de Iberia, Iberia Express, a finales de 2011 y principios de 2012”, indicó mediante un comunicado International Airlines Group 
 
El grupo de transporte aéreo precisó que esta “demanda no estaba vinculada a la reestructuración anunciada recientemente de Iberia”, cuando los sindicatos de Iberia anunciaron el jueves seis días de huelga en diciembre en contra del plan de reestructuración de la empresa que prevé la supresión de 4,500 empleos.
 
IAG explica haber interpuesto una demanda porque la ley europea prevé que las “compañías aéreas son libres de establecer servicios aéreos en Europa”. El grupo busca por lo tanto probar que “se han infringido sus derechos europeos” mientras que “British Airways pretende percibir daños y perjuicios porque las huelgas afectaron su actividad y le supusieron pérdidas financieras”.
 
Por su parte, British Airways “pide también reparación por los daños hechos a su reputación debido a las falsas acusaciones de Sepla, quien pretendió que British Airways había desviado fondos de Iberia y que las huelgas tenían como objetivo impedir el traspaso de la actividad de Ibera a British Airways”, añade IAG.
 
“Los pilotos de Iberia no han sufrido ningún cambio en sus condiciones (de trabajo) y no sufrieron ningún despido debido a la creación de Iberia Express”, se justifica IAG. La fusión entre British Airways e Iberia culminó con el nacimiento oficial de International Airlines Group (IAG), el cual ha buscado convertirse en la segunda mayor compañía europea con la ambición de liderar la consolidación del sector. British se ha beneficiado  principalmente del liderazgo de Iberia en las rutas hacia América Latina, mientras que la compañía española ha ampliado su red.