Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johanna Celedón Oñate - jceledon@larepublica.com.co Jueves, 26 de julio de 2012

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, anunció que prepara una demanda penal, debido a las denuncias presentadas el domingo por Noticias Uno, donde se cuestionaba la potabilidad del agua que es suministrada por la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá.

En la denuncia presentada por el noticiero, donde se afirmó además que el director del laboratorio que examina la pureza del agua de Bogotá fue despedido luego de firmar los reportes que mostraban que el agua que consumen los bogotanos no es apta para el consumo humano, se mostró el informé de riesgos microbiológicos realizado por el laboratorio.

El informe, que se realizó hace dos semanas, revela la presencia en las plantas de tratamiento y la red de distribución de las bacterias E. Coli y Vibro Cholerae, bacterias nocivas para la salud humana, productoras de enfermedades gastrointestinales y cólera.

El mandatario mostró indignación y calificó como 'falsos rumores' estas denuncias que suponen la contaminación del agua que consumen los capitalinos.

Del mismo modo, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) y la Secretaría Distrital de Salud (SDS), afirmaron que el agua que consumen los bogotanos y 11 de los municipios de Cundinamarca no está contaminada y que cumple con las normas sanitarias correspondientes.

Así mismo, Carlos Acero, gerente del sistema maestro del Acueducto, afirmó que si las bacterias que se mencionan en el informe estuvieran presentes en el agua, la ciudad estuviera atravesando por una emergencia sanitaria por epidemias de cólera y diarrea.

Acero aseguró que el agua sin tratar llega a la planta de Wiestner, donde es sometida a procesos de tratamiento y rigurosas pruebas de análisis en los laboratorios.

Frente a esto, el concejal Antonio Sanguino, le solicitó al Superintendente de Servicios Públicos César González, realizar un estudio alterno al del Acueducto, con entidades que verifiquen las condiciones de la calidad del agua que se consume en Bogotá, para que los usuarios verifiquen el tipo de agua que consumen y esta no afecte la salud pública de los ciudadanos. Por su parte, Petro señala que se les pasó la mano con la denuncia por manipular el sentimiento de la salud pública en la ciudad.

El alcalde afirmó que el rumor generó mucha polémica y que por la forma en que este generó desconfianza en la ciudadanía, lo convierte en delito y su decisión es investigarlo penalmente, mediante una demanda que se presentaría por el pánico que puede generar este tipo de informaciones que revela la opinión pública.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.