Foto por: Grupo Éxito

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla lunes, 3 de diciembre de 2018

Multas por violentar derechos del consumidor ascienden a un total de $16.000 millones en 2018

Los derechos al consumidor fueron establecidos por la Ley 1480 de 2011. Este fue uno de los principales avances en temas de derecho comercial que ha realizado el país en los últimos años. Sin embargo, las vulneraciones contra los derechos a los usuarios son tan constantes que han diezmado la confianza de los consumidores en el mercado. En lo que va corrido de este año, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ha sancionado a más de 310 empresas por violentar el estatuto del consumidor; imponiendo sanciones por más de $16.000 millones.

 

Alkosto, Éxito y Cencosud son las compañías que recibieron las sanciones más cuantiosas por parte de la SIC. En el caso del almacén Alkosto, la sanción que le impuso la Superindustria asciende a $859 millones; una de las multas más elevadas que contempla el estatuto del consumidor. Según reportó la entidad encargada de velar por el buen desarrollo de la industria, las motivaciones de esta multa son publicidad engañosa y la creación de contratos abusivos con los compradores.

Almacenes Éxito sigue en el indecoroso lugar de las sanciones más altas impuestas por la SIC. En el caso del gigante del comercio nacional, la sanción se constituyó por la proliferación de mensajes engañosos contra el consumidor. Por esta conducta, la empresa fue multada con $781 millones.

Cencosud cometió abusos con mensajes engañosos en el mercado y también fue sancionada por temas de protección contractual. Según los datos de la SIC, la multa por estas conductas alcanzó una cuantía de $781 millones.

José Miguel de la Calle, exsuperintendente de Industria y Comercio en 2010, considera que “estas sanciones ayudan a desestimular las acciones que atentan contra los derechos de los consumidores”. Sin embargo, el castigo punitivo de las autoridades administrativas no es suficiente para garantizar la protección de los derechos de los consumidores. “No debemos limitarnos a sancionar, también debemos generar una conciencia en el mercado de que estos derechos son fundamentales para la economía”.

Por su parte, Gabriel Ibarra presidente de la Asociación Colombiana de Derecho de la Competencia, dijo que “el ideal es que la Superintendencia tenga un verdadero impacto estructural en la competencia”. Ibarra también dijo que la entidad está en mora de crear un informe de impacto sobre la efectividad de estas sanciones porque “la función de la entidad no es solamente recoger plata”.

Sectores con más sanciones
En los sectores que más sanciones han motivado dentro de la Superindustria están: servicios de financiación, automotores, almacenes y turismo.

En el sector de financiación se registraron 78 sanciones durante este año, esta industria fue castigada con más de $3.700 millones. En este sector se encuentran empresas que facilitan créditos de diferente índole. El problema es que en muchas ocasiones no cumplen con los pactos contractuales con sus clientes.

Oliverio García, director de Andemos, dice que estas sanciones deben mirarse a la luz de la inversión que realiza cada uno de los sectores. García cree que “no es comprensible que se equiparen las sanciones para sectores económicos que generan una inversión mayor”.

Otro de los sectores que más sanciones ha recibido durante 2018 es el sector turístico. Más de 48 son las multas que ha recibido el sector por violentar el estatuto; esto se tradujo en multas que superaron los $1.377 millones.

Conductas reiterativas
Las campañas publicitarias que prometen maravillas que nunca llegan, los contratos que se modifican de la nada o que nunca se cumplen y la comercialización de productos de baja calidad, son los principales abusos que las empresas cometen contra sus clientes.

El abogado De la Calle cree que “más que aumentar las sanciones debemos trabajar para mitigar este daño en la economía. Las empresas deben saber que el derecho al consumidor es el primer escalón para tener una economía estable”.

 

LOS CONTRASTES

  • Gabriel Ibarra Asociación Colombiana de D. de la Competencia

    “El ideal es que la Súper pueda medir el impacto que tienen las sanciones para evitar que se sigan cometiendo este tipo de acciones. La entidad debe ser algo más que una entidad que recauda plata”.


  • José Miguel de la Calle Exsuperintendente de industria y comercio

    “Debemos trabajar para mitigar este daño en la confianza de la gente. Las empresas deben entender que el derecho al consumidor es el primer escalón para establecer un sistema económico estable”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.