Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Diego Andrés Stacey Salazar - dstacey@larepublica.com.co viernes, 20 de agosto de 2021

La Fiscalía General de la Nación imputó al empresario acusado de mover plata de los sobornos de Odebrecht, junto a su esposa

El entramado de sobornos que generó Odebrecht en varios sectores económicos y políticos del país sigue sumando historias. Ayer se registró un nuevo capítulo y los protagonistas fueron el empresario y contratista Andrés Sanmiguel y su esposa, Edna Karina Méndez.

Ante el Juzgado 53 Penal de Control de Garantías de Bogotá la Fiscalía le imputó los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos a Sanmiguel; mientras que a su esposa se le imputó solo el de enriquecimiento ilícito. Ambos casos son por el escándalo de sobornos de Odebrecht.

Pese a que a Sanmiguel se le conoce como el responsable de mover el dinero supuestamente entregado por Odebrecht para la campaña de reelección del presidente Juan Manuel Santos en 2014-2018 (acción que hizo presuntamente haciendo contratos ficticios con su empresa para recibir el dinero y luego desviarlo), se declaró inocente de los cargos, al igual que su esposa.

Según el ente acusador, Sanmiguel realizó un subcontrato, por un valor superior a $4.000 millones, que fue celebrado entre Marco Antonio Gloria y Ricardo Antonio Pérez, representantes de la constructora Ruta del Sol, y Edna Karina Méndez, en su momento representante legal de Gistic Soluciones Integrales, empresa fundada por Esteban Delgado.

El subcontrato “sirvió para que la concesionaria Ruta del Sol transfiriera la suma de más de $3.000 millones, con lo que se incrementó sin justificación, y derivado de una actividad ilícita, el patrimonio de la empresa Gistic”, sostuvo la Fiscalía General durante la audiencia.

Este es el principal argumento por medio del cual la Fiscalía aseguró que ambos señalados “fueron imputados por haber incrementado presuntamente de manera injustificada su patrimonio a través de un subcontrato ficticio”.

Puntualmente el fiscal dijo: “Entre el 10 y el 17 de junio de 2014, Edna Méndez y Andrés Sanmiguel incrementaron injustificadamente su patrimonio, el de Gistic Soluciones Integrales SAS, el de David Portilla, Ricardo Rey y Esteban Moreno, para sí, y con el argumento de ser, presuntamente, para aportes a la campaña presidencial 2014-2018”.

Y agregó: “Se trató de un contrato ficticio que sirvió para que la concesionaria Ruta del Sol transfiriera el 10 de junio de 2014 a la cuenta de ahorros de Gistic Soluciones $3.894 millones adquiriendo así dicha empresa el dinero y con lo cual incrementó sin justificación y derivado de una actividad ilícita el patrimonio propio y el de terceros”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.