Colprensa Viernes, 13 de febrero de 2015

Según el jefe de Estado, la iniciativa de las Farc “se quedó a mitad de camino”, puesto que consideró que ningún menor, sea cual sea su edad, debe ser vinculado a una estructura guerrillera, y mucho menos permanecer en las filas como es el caso de miles de jóvenes en el país.

“Hoy han dado un paso también en la dirección correcta. Hoy las Farc de manera unilateral han anunciado no reclutar niños menores de 17 años, es un paso –que repito- valoramos en la dirección correcta, pero no es suficiente, sobre todo cuando se trata de los niños. Primero, no entiendo por qué 17 años, la norma establecida son los 18, pero tampoco entiendo que se queden en la mitad del camino”, aseveró Santos.

En ese sentido dijo que el pueblo colombiano hubiera recibido con más alegría el anuncio de las Farc, si hubieran extendido la decisión hasta los jóvenes de 18 años, y además hubieran decidido liberar a los que tienen reclutados.

El mandatario consideró que la mejor manera para garantizar que pare el reclutamiento de menores es el fin del conflicto, por lo que una vez más dio la orden a los negociadores de paz de acelerar los diálogos para firmar la paz.

“No hay nada más cruel que llevarse un niño a una guerra, no hay nada que destruya la fibra moral de una sociedad que enseñarle a los niños a matar, a odiar. Eso queda sembrado y después erradicarlo es bien difícil, por eso el empeño de nosotros de terminar la guerra y sobre todo el empeño de poder decir no más niños en la guerra”, dijo el mandatario.

Para el Gobierno Nacional, los esfuerzos de paz que adelantan las delegaciones en Cuba silenciarán los fusiles, pero dependerá de acciones en conjunto con los colombianos, construir una paz estable y duradera.

Las declaraciones las dio en medio de la en la entrega de 120 conexiones de Internet a igual número de viviendas en la urbanización La Bocana, en la capital del Caquetá, donde también rindió este jueves un sentido homenaje a los cuatro menores de edad asesinados recientemente en zona rural de Florencia.

ONU sugiere al gobierno tener acciones recíprocas con las Farc
El coordinador residente y humanitario del Sistema de Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, aseguró que es necesario que el Gobierno avance con gestos para desescalar el conflicto, tras el reciente anuncio de las Farc de frenar el reclutamiento de menores de 17 años.

“Hay un desescalamiento muy importante en el conflicto. Este es el segundo gran paso, un paso histórico que muestra que gracias a estos gestos de paz, la paz ya llega”, dijo el representante, al término de su intervención en el Foro Nacional de Paz de los pueblos indígenas.

Aun así, dijo que es momento que el gobierno ponga sus cartas sobre la mesa y muestre gestos que reduzcan la intensidad de la violencia en el país, tal como lo hizo la insurgencia.

“No se puede pedir en un ámbito de reciprocidad que uno de los participantes ceda y el otro siempre pida, eso no va a funcionar. Es claro que las Farc han tomado medidas y hay unas expectativas donde también la otra parte debe buscar maneras de tomar medidas recíprocas que tendrán impacto en reducir intensidad del conflicto”, explicó Hochschild.

Precisamente este será uno de los temas álgidos del próximo ciclo de negociación, pues si bien la posición del Gobierno ha sido no bajar la ofensiva militar, con los avances se reafirmarían estrategias para lograr la permanencia de la baja de acciones de la guerrilla tras su anuncio de tregua unilateral el pasado 20 de diciembre.

Nueva propuesta de cese bilateral
Esta no ha sido la única propuesta del representante de Naciones Unidas que causa revuelo en los sectores políticos, pues este miércoles contempló implementar un cese bilateral en zonas especiales con presencia de pueblos indígenas o afros, mientras se alcanza la firma de un acuerdo final de paz.

“Esta es una alternativa muy conocida en conflictos de otras partes del mundo y podría darse en zonas de reserva indígena, eso es lo que más reclaman los indígenas, por ejemplo del Cauca después del asesinato contra sus jóvenes el año pasado”, explicó Hochschild recientemente.

Al respecto, la representante del Centro Democrático María Fernanda Cabal, dijo que “es una propuesta atrevida” y hay una “injerencia excesiva de Naciones Unidas”, porque se estaría buscando utilizar comunidades afro e indígenas con la excusa de alcanzar un cese bilateral por petición de las Farc.

El presidente del Senado, José David Name, consideró que la discusión le compete únicamente a los negociadores en la isla, pero sí hizo un llamado a encaminar la discusión a un cese al fuego definitivo y en todo el país, no solo en algunas regiones, pues “somos todos los colombianos quienes sufrimos el conflicto”.

A esta posición se sumó el senador del Polo Democrático Iván Cepeda, quien dijo que hay que valorar cualquier propuesta de carácter humanitario, “pero aquí lo que necesitamos es avanzar a un cese bilateral definitivo y general”.