Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Viernes, 5 de septiembre de 2014

El magistrado decidió programar en dos sesiones la imputación de cargos y la medida de aseguramiento donde trascendió que la Fiscalía solicitará la detención domiciliaria, mientras se adelantan los trámites de solicitud de extradición; esto aunque la medida no aplica debido a que la excontralora es ciudadana italiana y este país prohíbe ese proceso para sus nacionales. 

La decisión fue tomada después de que en el Tribunal Superior de Bogotá, el magistrado Fernando León Bolaño avalara que el proceso que se adelanta contra la ex funcionaria se desarrollará con ella ausente (contumacia). 

“Se activa la contumacia para que el procedimiento penal siga su curso considerando que están en juego bienes del Estado. Además, quedó claro que la exfuncionaria actuó en rebeldía contra el aparato de justicia y las evidencias son claras de que se encuentra en Roma (Italia) y no va a comparecer”, dijo el magistrado. 

Cabe recordar que Morelli salió del país rumbo a Roma (Italia) alegando falta de garantías procesales por parte de la Fiscalía. 

Situación que corresponde a la investigación que le adelanta la Fiscalía por cuatro contratos de arrendamiento de la nueva sede de ese organismo, ubicado en el occidente de la capital del país. 

Advierte la fiscalía que existió un ‘capricho’ por parte de la funcionaria a pesar del exagerado costo de más de 2 mil millones de pesos de arrendamiento mensuales. 

ASÍ SE VIVIÓ LA DILIGENCIA JUDICIAL 

En un hecho sin precedentes 15 funcionarios de la Fiscalía adscritos a la unidad de comunicación y el despacho del vicefiscal Jorfe Fernando Perdomo, llegaron a la audiencia que se tenía programada para hoy en el Tribunal Superior de Bogotá. 

Pero a estos funcionarios se sumaba la presencia de cuatro mujeres quienes con sus celulares le tomaron fotografías a periodistas, abogados, y funcionarios que se hicieron presentes en la sala uno del Tribunal, las mujeres también se negaron a identificarse ante la Policía pero no fueron retiradas. 

Después de todo ese desorden, inició la audiencia a las 9:30 a.m. con más de una hora de retraso a la hora inicialmente pactada. Así las cosas iniciaron los alegatos de cada una de las partes involucradas en el proceso. 

El primero en tomar la voz fue el fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Carlos Iván Palacio, quien durante la solicitud de la contumacia (juzgarla ausente), expresó que la excontralora estaba enterada de que se iba a formular imputación y decidió no comparecer. 

“Para la Fiscalía, es claro que (Morelli) estaba enterada de la determinación de no concurrir. Para hacer un poco más dramática la situación y volver inviable la diligencia, su abogado de confianza presentó la renuncia. No obstante ese panorama, considera la Fiscalía que están dadas las condiciones para que se declare la contumacia y se haga la audiencia”, dijo el fiscal. 

Y agregó “la ausencia notoria de la doctora Morelli es deliberada y obedece a una decisión personal de asumir una actitud de rebeldía con la administración de justicia”, dijo el fiscal. 

El abogado de Morelli, defensor público, José Ledesma se opuso a la petición al considerar que no está fundamentada. 

“Con una sola vez que no ha venido a la diligencia no podemos dar por hecho que no piensa presentarse. Toda la información que tienen es de los medios de comunicación. Yo pido tres días para poder comunicarme con ella y poder darle a conocer a usted, magistrado, su posición. Y así declarar o no la contumacia”. 

Por su parte, la Procuradora Delegada, Sonia Patricia Romano, expresó: “Nosotros nos oponemos a la medida de contumacia porque no se conocen las razones de la ausencia de la excontralora Sandra Morelli a esta diligencia”. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.