Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co Miércoles, 21 de junio de 2017

De acuerdo con Erick Kam Díaz Chía, Socio Consultor de Díaz & Bradford Abogados Consultores, “en esta nueva estructura de servicios existe una atención al cliente mucho más directa y especializada, cuyo enfoque radica en suplir sus necesidades y requerimientos, de una manera personalizada a través de sus socios, con una mayor velocidad de respuesta para cada uno de sus asuntos, manteniendo en todo momento un alto estándar de calidad y compromiso en cada uno de los servicios prestados”.

Sin embargo, según Diego Felipe Valdivieso Rueda, socio de VS+M Abogados, el concepto de firmas boutique ha evolucionado. “En un principio se asimilaba a firmas con una sólo práctica jurídica, lo que llevó a que en el mercado se consolidaran despachos de abogados con un foco de interés. El nuevo concepto de firma boutique, permite ofrecer a los clientes varias áreas de práctica, pero todas desarrolladas con un nivel de expertis y cercanía que sólo puede garantizarse en la medida que la responsabilidad en la prestación del servicio siempre está en cabeza de abogados con alto perfil”.

Además, Valdivieso destacó “el modelo de prestación de servicios boutique, hoy día está relacionado con la exclusividad y la garantía que las responsabilidades de los asuntos de los clientes no se delegan en abogados en formación”.

Estas firmas además de su atención personalizada han logrado ocupar posiciones estratégicas en los diferentes nichos jurídicos y tener una mayor eficiencia en sus costos.

“La asesoría especializada que prestan las firmas boutique y la buena calidad de sus servicios, así como precios razonables comparados con las grandes firmas, resulta una mezcla atractiva para los clientes de distintos sectores, de allí que este tipo de firmas sigan apareciendo y consolidándose en el mercado”, manifestó Luis Eduardo Arellano Jaramillo, socio fundador de Arellano Jaramillo y Abogados.

¿Qué es lo nuevo para el cliente?

“Para los clientes, vimos dos necesidades puntuales, la primera, buscar recuperar el trato cercano y personalizado, el cual se ha perdido entre correos electrónicos y delegación. Segundo, sabíamos que debíamos desarrollar una metodología de trabajo competitiva, adaptativa, flexible y dinámica que ofreciera la calidad y pericia que cada consulta requiere para su solución”, señaló Carolina Solano Medina, socia de VS+M Abogados.

Cabe destacar que el mercado de servicios en Colombia ha cambiado en los últimos 20 años. “Hoy en día hay espacio para todos y se ve un crecimiento extraordinario de modalidades de oferta de servicios legales. Hay un espacio importante para las grandes firmas que tienen su mercado, sus redes. Pero también hay espacio para las firmas medianas y uno muy importante para las alianzas internacionales y también, un espacio ganado y reconocido para las firmas pequeñas o los practicantes de una sola disciplina”, agregó Juan Pablo Godoy Fajardo, socio director de Godoy & Hoyos Abogados.

Antecedentes 

De acuerdo con Diego Felipe Valdivieso Rueda, socio de VS+M Abogados, una gran ventaja de los modelos de las firmas boutiques es que, al primar una relación de servicio estrecha y confidente entre el abogado experto de alto perfil y su cliente, y el contar con un tamaño de clientela controlado, se eliminan muchos costos administrativos propios de las firmas de gran formato. “Contar con estructuras administrativas eficientes, se traduce en modelos tarifarios muy competitivos, lo cual ha permitido que las firmas boutique ganen mucha presencia en el mercado. No cabe duda que el auge de estos modelos de servicios está en un importante crecimiento”.

Las opiniones

Erick Kam Díaz Chía
Socio de Díaz & Bradford Abogados Consultores
“En las firmas boutique hay una mayor velocidad de respuesta para cada uno de los asuntos, manteniendo siempre un alto estándar de calidad y compromiso en los servicios prestados”.

Carolina Solano Medina
Socio de VS+M Abogados
“Nuestra principal motivación fue creer que los servicios legales pueden ofrecerse de una forma diferente no solo hacia los clientes, sino también hacia nuestro propio equipo de trabajo”.

Luis Eduardo Arellano Jaramillo 
Socio fundador de Arellano Jaramillo & Abogados
“El tamaño reducido de las firmas y la especialidad de los asuntos que gestionan permite que el servicio que se presta sea personalizado y de igual o mejor calidad que los servicios de las grandes firmas”.