Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 28 de septiembre de 2017

Se propone hacer una diferenciación entre el presupuesto que se le asigna a la Rama Judicial, con el de la Fiscalía y el que tendrá la Jurisdicción Especial para la Paz

La Corte Suprema de Justicia tiene listo un borrador de Reforma a la Justicia que empezó a compartir con otras corporaciones, como el Consejo de Estado, para ser discutido en conjunto.

El documento versa sobre ocho puntos esenciales: el presupuesto, la carrera judicial, la escuela judicial, la estructura orgánica de la Rama Judicial, el bienestar social, la elección de altos dignatarios, la postulación que hace la Corte en entidades como la Procuraduría, la Fiscalía, la Corte Constitucional y la Judicatura; y el manejo con los medios de comunicación.

El tema del presupuesto preocupa a la Corte Suprema, por lo que se propone hacer una diferenciación entre el que se le asigna a la Rama Judicial, con el de la Fiscalía y el que tendrá la Jurisdicción Especial para la Paz.

Esto, porque el presupuesto aprobado por el Congreso para este año fue de $3.5 billones, cuando existe un déficit de un billón y una asignación, por ejemplo, de apenas $2.600 millones para el bienestar. Por eso, se propone que el presupuesto de la Rama no puede ser inferior a 5% del Presupuesto General de la Nación.

Sobre el polémico asunto de las funciones electorales de la Corte Suprema, la propuesta contempla crear un sistema de méritos, con parámetros objetivos, en vez del actual sistema de convocatorias o elección entre ternas.

La idea en concreto es fijar unos criterios objetivos y que se componga una lista de elegibles que contemple personas de la Rama Judicial, de la Academia y del litigio. Esto, teniendo en cuenta un enfoque de género.

El borrador contempla igualmente crear un órgano de gobierno de la Rama Judicial que se encargue de las políticas que esta necesita, compuesta por integrantes de las Altas Cortes, de Tribunales, de los jueces y empleados del sector.

El documento que se proyectó para ser discutido igualmente considera necesario que los exámenes para ingresar a la carrera judicial sean implementados por universidades, con la participación de la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla, sin subcontratación.

Además, se propone que para medir el rendimiento de los despachos de los servidores judiciales se tenga en cuenta la idea de “carga razonable”, mirando las condiciones reales del mismo, de su especialidad y de su territorio. Incluso, se considera necesario hacer un debate sobre la cantidad de personal que se necesita.

Otro punto que contempla la propuesta pasa por la gran cantidad de tutelas que se estudian por la justicia ordinaria. Por eso, se considera que se debe propiciar espacios para que en las entidades en donde ya haya un problema detectado, por tutelas falladas de manera reiterada y por casos similares, se puedan hacer cambios administrativos.

Este borrador de reforma será discutido por la Sala Plena de la Corte Suprema.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.