Colprensa Viernes, 6 de febrero de 2015

La primera plenaria de sesiones extraordinarias del Congreso de la República se llevó a cabo en medio del ausentismo de la mayoría de legisladores, la rebelión de la bancada costeña y la polémica por el viaje del Centro Democrático fuera del país.

El primer encuentro de los senadores en este año se abrió por el viaje que desarrollará el uribismo a distintas zonas del mundo a sentar su posición sobre las políticas del presidente Juan Manuel Santos.

El presidente del Congreso declaró que todos los senadores deberán asistir a plenaria sin excusa alguna y que sobre el viaje de los uribistas no ha recibido ninguna solicitud.

A su turno, la senadora Paloma Valencia dijo que con o sin el permiso ellos viajarán ya que este plan se viene anunciando desde el pasado mes de octubre. El viaje del senador Álvaro Uribe y su bancada sería a partir del martes en la noche.

La discusión continuó con el debate generado por la bancada costeña que declaró que no votarán el Plan de Desarrollo, hasta que el Gobierno no brinde una solución para evitar que sigan aumentando los precios del gas.

“La bancada tiene una gran preocupación, vamos a estudiar el Plan de Desarrollo pero sí exigimos por parte del Gobierno que solucione el problema del aumento desmedido del gas en la costa Caribe, no aceptamos mientras que en el interior del país baja en la Costa lo aumentan”, afirmó el presidente del Congreso, José David Name.

La sesión plenaria se desarrolló con un número de 34 congresistas, siendo la bancada del Centro Democrático la más grande en el recinto.

En esta plenaria el senador Antonio Navarro Wolff se dirigió a sus colegas senadores para hablar sobre las palabras de condolencia que todos los sectores le han hecho llegar a él y su familia, tras el fallecimiento de su hijo Gabriel.

La próxima sesión plenaria se desarrollará el martes.