Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • El Economista - Ciudad de México

viernes, 29 de abril de 2016

Según las autoridades locales, el desarrollo de Airbnb y de plataformas equivalentes como Wimdu o 9Flats ha conducido a retirar del mercado de alquiler normal bienes que son hoy en día ofrecidos a turistas, en detrimento de los berlineses, un factor que propicia el aumento del precio del alquiler.

“Estoy totalmente determinado a poner de nuevo a disposición de la población berlinesa y de los recién llegados estos apartamentos”, explicó Andreas Geisel, responsable de Desarrollo Urbano en el ayuntamiento de Berlín.

Siendo la capital de Alemania, una de las ciudades más turísticas de Europa (30,2 millones de pernoctaciones en 2015, en constante aumento), el auge de estas plataformas de internet representa una importante pérdida para la industria hotelera local.

Según una investigación de la consultoría alemana GBI, a las pernoctaciones oficiales habría que añadir un “mercado paralelo de 6,1 millones suplementarias”.

Las restricciones, que se votaron en 2014, preveían un periodo de transición de dos años que termina el 30 de abril. A partir del 1 de mayo ya no será posible para los berlineses alquilar legalmente una habitación del apartamento a través de portales especializados.

Esta práctica podría ser sancionada con una multa de 100.000 euros. Para aumentar la eficacia de la norma, la ciudad ha apelado al “sentido cívico” de los ciudadanos para que denuncien de forma anónima a través de una página de internet del ayuntamiento a cualquier apartamento sospechoso.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.