Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co miércoles, 4 de septiembre de 2013

Con base en facturas de ventas que demuestran la comercialización activa y continua del producto en Colombia, Bolivia y Perú, la multinacional Sanofi Pasteur logró defender la permanencia en el mercado nacional de su marca de medicamentos antitetánicos Tetanea, que distingue productos de la clase 5 internacional de Niza, entre esos los farmacéuticos y las vacunas.

El trámite en la dirección de signos distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se inició a raíz del escrito presentado por su competidora polaca, Instytut Biotechnologii Surowic I Szczepionek – Biomed S.A., experta en el campo de las vacunas, los probióticos y la biotecnología, que solicitó “la cancelación por falta de uso” del registro marcario otorgado al signo Tetanea.

Biomed, representada por la firma de asesores en asuntos de propiedad intelectual e industrial Clarke, Modet & Co, manifestó en su petición que su interés “legítimo y real” en la anulación es “obtener el registro de la marca Tetanea en Colombia”, pero la concedida a Pasteur “constituye un obstáculo” para ello.

La peticionaria sostuvo además que la cancelación debía darse, porque “Sanofi Pasteur no ha utilizado, a nombre propio ni a través de licenciado alguno, la marca Tetanea dentro de los tres años anteriores a la radicación de esta demanda”.

La compañía francesa, dedicada a la creación de vacunas para humanos, otorgó para esto el poder al bufete Castellanos & Co, que en su respuesta al pedido de cancelación de Biomed, solicitó a la Superintendencia que mantuviera la vigencia de la marca a favor de su representada.

Entre las pruebas para demostrar la actividad de Tetanea en el mercado, Sanofi Pasteur aportó una copia del empaque de la marca, la cual “identifica fragmentos de inmunología antitetánica de origen equino”. Es decir, una vacuna que se usa para tratar “la profilaxis del tétano en personas con lesiones recientes que puedan estar contaminadas con esporas de bacilos tétanos”.

Para evidenciar la comercialización del medicamento incluso en Bolivia y Perú, la farmacéutica francesa exhibió las facturas de venta de Tetanea de entre 2009 y 2012.

Al respecto precisó que en Colombia, por ejemplo, vendió 48 cajas, cada una con 20 ampollas, es decir 960 ampollas en total, y que entre sus clientes se cuentan entidades de salud encargadas y empresas distribuidoras de productos farmacéuticos como Infectólogos Asociados, Distrifarmed, Clínica de Marly, DRO Continental de Bogotá, Farmacontrol y Clínica Santa María.

Y, en el caso de Perú, exhibió la venta de 321.000 cajas con un total de 6.420.000 ampollas, e igualmente sus vínculos comerciales en ese país con las empresas distribuidoras Quimiza y Química Suiza.

En la resolución de la Superindustria, emitida a favor de los intereses de Pasteur y que niega la cancelación del certificado de registro marcario de Tetanea, la directora de signo distintivos concluye que sí es usada en el tráfico mercantil.

“A través de las facturas allegadas, es posible evidenciar un uso serio del signo, pues se aprecia que el producto ha sido comercializado por valores y cantidades razonables, lo que demuestra una verdadera ejecución de actos de comercio, tendientes a identificar productos farmacéuticos”, puntualizó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.