Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla miércoles, 29 de agosto de 2018

El retiro colombiano de la organización internacional se hará efectivo en febrero de 2019

El canciller Carlos Holmes radicó la denuncia contra el tratado constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), para que Colombia se retire de este organismo internacional. El Gobierno argumentó que esta institución fue el “comodín de la dictadura venezolana”, y el presidente Iván Duque comentó que esta institución nunca ejerció un papel determinante para proteger las libertades ciudadanas dentro de Venezuela durante el gobierno de Nicolás Maduro.

Tras esto, Colombia jugará un papel crucial en esta crisis de desintegración continental, para lograr una unidad política y económica en medio del quiebre en las relaciones internacionales que atraviesan varios países de la región. De ahí que las relaciones bilaterales con Argentina y Brasil tengan mayor importancia a partir de ahora.

Para Paula Muñoz, managing partner de Cáez Muñoz Mejía Abogados, el retiro de Unasur “puede verse como una medida agresiva desde un punto de vista político, pero en materia económica, de migración y de comercio exterior no tiene mayor impacto”.

Unasur se constituyó como un órgano de integración regional que buscaba, entre múltiples propósitos, atacar la desigualdad de los países de la región y contribuir a los procesos migratorios. Para la analista en política exterior Ildiko Szegedy Maszak “los propósitos de Unasur eran meramente declarativos, nunca contó con los recursos ni con la voluntad política para atacar los problemas sociales que pretendía solventar: la desigualdad social y la crisis de refugiados”.

Sin embargo, los expertos recomiendan que Colombia debe enfocarse en generar una integración económica regional con potencias continentales como Argentina y Brasil, y debe crear redes de cooperación frente a la crisis migratoria de varios países de la región.

“Puede que con la salida de Unasur Colombia no pierda nada, pero debe enfocar sus políticas económicas en la región para construir una región que no sucumba en la actual guerra comercial”, comentó la analista Szegedy.
Muñoz cree que esta decisión tiene un carácter fuerte para el Gobierno, porque “sus opositores lo tomarán como un desligamiento de políticas que buscan disminuir la inequidad de las clases sociales”. El retiro de Colombia solo se hará efectivo en febrero de 2019.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.