Colprensa Sábado, 5 de marzo de 2016

Según los investigadores este hombre fue el encargado de gestionar escrituras y demás documentación para adquirir la finca El Caribe, la cual pertenecía a la familia Hernández, la misma que había tenido que abandonar sus tierras por presiones de grupos paramilitares. Las mismas maniobras irregulares las habría cometido el detenido con las fincas La Dulzura y El Orgullo. De acuerdo a la investigación, las víctimas no realizaron una negociación sobre sus predios luego de ser desplazados por los grupos paramilitares.