Colprensa

Sebastián Montes - smontes@larepublica.com.co Sábado, 5 de mayo de 2018

Si Quinto Guerra gana, estaría impedido para tomar el cargo

Las elecciones a la Alcaldía de Cartagena, que se llevarán a cabo mañana, tienen en jaque a los ciudadanos, pues Quinto Guerra, el candidato más opcionado para llevarse la victoria, tiene en entredicho su postulación ante el desacuerdo entre la Procuraduría General de la Nación y el Consejo Nacional Electoral (CNE) sobre su inhabilidad para competir en las votaciones para el cargo de máximo regidor de la ciudad.

La Procuraduría aseguró que el candidato del Partido Conservador no podría presentarse a las elecciones debido a dos contratos que firmó con la Gobernación de Bolívar y el Ministerio de Vivienda, respectivamente, cinco meses antes del 15 de abril, fecha inicial de los comicios electorales en la ciudad.

Por su parte, el CNE afirmó que Guerra no tendría problema alguno para participar en las elecciones ya que no existe certeza sobre la fecha en la que caducaron los contratos en cuestión, razón por la que dio vía libre a su candidatura.

La postulación de Guerra también cuenta con el apoyo de las familias García y Araujo en Cartagena, así como del grueso de la bancada bolivarense, motivo por la que se le considera el candidato a vencer en estas elecciones.

Cartagena recibe estas nuevas elecciones azotada por varios escándalos de corrupción que tomaron uno de sus puntos más álgidos el 27 de abril de 2017 con el derrumbe del edificio Portales de Blas de Lezo II, tragedia que provocó la suspensión por tres meses del entonces alcalde de la ciudad, Manuel Vicente Duque.

Otros escenarios, como las presuntas irregularidades en la elección de la contralora distrital Nubia Fontalvo, llevaron a Duque a renunciar a su cargo el pasado 30 de octubre.

La persona que tome el cargo se posesionaría como el noveno alcalde que tiene Cartagena en los últimos siete años.