Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co miércoles, 19 de agosto de 2020

La embotelladora se opuso para proteger "maxi" pues consideraba que la marca solicitante afecta su presencia en el mercado

En este pleito se enfrentaron ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) la marca Maxi, de Embotelladora Capri Ltda, y M! Máxima (mixta) de Cencosud S.A., que pretendía distinguir productos como agua, aperitivos sin alcohol y aguas de frutas, comprendidos en la clase 32 de la Clasificación Internacional de Niza.

Embotelladora Capri, propietaria de la marca opositora Maxi, argumentó que el registro que pretendía Cencosud para M! Máxima generaba un riesgo para el consumidor de los productos de la clase 32, al ocasionar confusiones sobre el origen empresarial e incurrir en el indebido aprovechamiento del trabajo y esfuerzo realizado a lo largo de los años para ofrecer y posicionar su marca en el mercado.

De la misma manera, la compañía opositora dijo ante la SIC que el signo solicitante era mixto y que estaba compuesto por el elemento denominativo ‘M! Máxima’ y que además incluía el carácter especial ‘!’ y se caracterizaba por una tipografía de color violeta que resaltaba en la letra M y en el carácter especial.

LOS CONTRASTES

  • Carlos AmayaSocio Amaya Propiedad Intelectual

    “Aunque los signos presentan una similitud ideológica, sus conjuntos evocan ideas específicas y poseen una identidad visual con rasgos inconfundibles”.

Por su parte, la multinacional chilena Cencosud defendió el registro de su marca M! Máxima en la SIC argumentando que la marca solicitada se componía de la letra M, un signo de exclamación ‘!’ y la palabra Máxima, además de implementar una tipografía que permitía el reconocimiento dentro del público consumidor.

A su vez, la empresa alegó que la marca de Embotelladora Capri comprendía una familia de productos donde la palabra ‘Maxi’ siempre se encuentra acompañada de palabras adicionales, lo que otorga una clara particularidad frente a la marca que pretende el registro.

En adición, la compañía solicitante recordó que la coexistencia de marcas que contienen elementos adicionales que facilitan su diferenciación está permitida y que, a la fecha, la opositora ya coexiste con otras marcas que también reproducen la partícula ‘Maxi’.

Por su parte, la Superindustria encontró que si bien los signos comparados compartían semejanzas, al ser similares algunas partículas; cada uno de ellos contaba con elementos adicionales que generaban una impresión totalmente diferente en el consumidor y, en caso de coexistencia, no generarían riesgo de confusión ni de asociación.

Por este motivo, la Superindustria declaró infundada la oposición interpuesta por Embotelladora Capri y le concedió el registro a la marca M! Máxima de Cencosud para identificar aguas de sabores, entre otros.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.