Reuters Miércoles, 7 de marzo de 2018

Negaron que es falso que estén amenazando la vida de los candidatos.

El Clan del Golfo, la mayor banda criminal de Colombia dedicada al narcotráfico, la extorsión y la minería ilegal, dijo el miércoles que respetará a todos los candidatos para las elecciones legislativas y presidenciales.

Los colombianos irán a las urnas el domingo para renovar el Congreso, mientras que partidos de derecha e izquierda realizarán sus consultas para elegir sus candidatos presidenciales que competirán en los comicios de mayo.

“Es completamente falso que estemos amenazando la vida de dirigentes que participan en la actual campaña que elegirá un nuevo congreso el 11 de marzo, y el próximo presidente de Colombia el 27 de mayo”, dijo el grupo armado ilegal en un comunicado divulgado en su página de Internet.

“Respetamos todas las campañas que se están adelantando, sin ningún sesgo ideológico. Ofrecemos garantías plenas en los territorios en donde hacemos presencia para que todos los candidatos expongan sus programas con los que aspiran a conquistar el apoyo popular en las urnas”, agregó el Clan del Golfo.

La organización ilegal, conformada por alrededor de 1.500 combatientes, anunció en septiembre pasado su intención de someterse a la justicia y aunque existen conversaciones secretas con el Gobierno, no se ha concretado por la falta de normas jurídicas que lo permitan, de acuerdo con fuentes de seguridad.

Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta US$5 millones por información que permita la captura o muerte del máximo líder de la organización, Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”.

La mayoría de los integrantes de las bandas criminales, consideradas como la principal amenaza para la seguridad del país, pertenecieron a escuadrones paramilitares de ultraderecha que regresaron a la ilegalidad tras un acuerdo de paz en el que se desmovilizaron y entregaron las armas.