Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co martes, 5 de mayo de 2015

La entidad ordenó a Claro cumplir con el pago de $19,01 para el esquema de cargos por minuto o uso, y $7.616.514,53 para la opción de cargos de acceso por capacidad, dándole cumplimiento al valor final de la Tabla 3 del artículo 8 de la Resolución 1763 de 2007 de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), de acuerdo con las modificaciones que hizo la Resolución 4660 de 2014. La misma sanción fue impuesta el pasado 13 de abril a favor de Movistar.(Lea: Para la SIC, a Claro le llegó la hora de acatar regulación de la CRC y pagarle a Telefónica)

¿Termina aquí la batalla? Un aspecto relevante en este encuentro entre titanes de las telecomunicaciones, es que la SIC aclaró que esta decisión, si bien procede el recurso de reposición ante la misma Superintendencia y de apelación, ante la Sala Civil del Tribunal de Bogotá, esto no implica que la medida cautelar no sea vinculante y de “inmediato cumplimiento”.

“Si Claro no cumple, aplican sanciones pecuniarias contempladas en el Código de Procedimiento Civil. Y si la actitud de Claro es de desacato a la medida cautelar, se podría configurar una conducta punible que es fraude a resolución judicial”, sostuvo Edward Cristancho, abogado experto en competencia de muñoz°abogados.

Lo que dice la SIC es que Claro ha incurrido en competencia desleal al no asumir los cargos asimétricos lo que ha puesto en ventaja  a la compañía frente a las dos empresas ya mencionadas afectando su flujo de caja.

“Cobrar un valor de acceso, uso e interconexión de redes, distinto y superior al que le corresponde de acuerdo con la regulación vigente, le representaría a Claro una ventaja competitiva significativa en el mercado, por cuanto podría generarle dificultades financieras a Tigo e impactar la política comercial dirigida a sus consumidores”, aseguró la comunicación de la entidad dirigida por Pablo Felipe Robledo.

Además, reconoce que este incumplimiento estaría afectado el flujo de caja a Tigo por no percibir los ingresos mensuales, por este concepto, superiores a los $1.300 millones.(Lea: “Claro siente que está por encima de la ley”)

Claro, la empresa liderada por Juan Carlos Archila, sostuvo por su parte, a través de un comunicado de prensa, que las medidas cautelares son determinaciones provisionales y no definitivas y que “Claro continuará a la espera de que la CRC tome decisiones de fondo sobre la postergación o no de los cargos asimétricos a Tigo y Movistar”.

Archila aseguró en Inside LR que entre 2013 y 2014, los usuarios de Claro suministraron subsidios por más de US$100 millones. También la compañía recuerda en sus intervenciones, la posición de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), y es que los cargos asimétricos son herramientas que se justifican en el caso en que las compañías sean entrantes en el mercado y no establecidas como lo son Tigo y Movistar. (Vea el Inside LR con Juan Carlos Archila)

Cristancho concluyó diciendo que “lo más importante es que siendo un litigio interpartes, donde están involucrados dos competidores, la SIC toma una decisión en pro de los consumidores, y lo que busca es restablecer las condiciones del mercado y una mejor calidad en el servicio”.

Las opiniones

Edward Cristancho
Abogado experto en competencia de Muñoz Abogados.

“Lo más importante es que siendo un litigio interpartes donde están involucrados dos competidores, la SIC toma una decisión en pro de los consumidores, y lo que busca es restablecer las condiciones del mercado y una mejor calidad en el servicio”.

Esteban Iriarte
Presidente de Tigo

“Nuestra posición es la defensa del consumidor, lo que está sucediendo en el mercado es que Colombia es el segundo mercado más concentrado del mundo en telecomunicaciones, el primero es México y quien lo concentra es el mismo operador”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.