Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa martes, 27 de noviembre de 2012

Así lo consideró el abogado Rafael Nieto Navia, uno de los cinco expertos contratados por el Gobierno Nacional para estudiar esa posibilidad, tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que le quitó al país más de 75 mil kilómetros cuadrados en el Mar Caribe.

Nieto dijo que desde 1995 Colombia debió retirarse del Pacto de Bogotá pues mantenerse como parte de ese instrumento internacional de solución pacífica de conflictos entre naciones significa someter nuevamente al país a los fallos de la Corte Internacional de La Haya. 

Precisamente Nieto Navia aseguró que el fallo que fijó nuevos límites marítimos con Nicaragua 
“es antijurídico” pues se desconocieron los derechos de los pescadores, aunque precisó que la Corte le entregó a Nicaragua solo los derechos económicos sobre las aguas, es decir la explotación de las aguas, el suelo y el subsuelo marino en ese sector del Caribe. 
 
Además, explicó que el tribunal internacional desconoció conceptos como los tratados de límites que son bilaterales y se tienen que respetar. 
 
El experto aseguró que las aguas que la Corte le reconoció al país centroamericano son aguas internacionales que son de libre tránsito para cualquier nave del mundo. 
 
Según el jurista, retirarse del Pacto de Bogotá a Colombia no le traerá problemas con ningún otro país, y en cambio sí blindaría al país de posibles demandas futuras. 
 
Y frente a que el Estado colombiano acate o no el fallo, Nieto Navia insistió en que quedan dos caminos: uno, pedir una interpretación de la decisión porque persisten algunas dudas. O el de revisión, que se presenta solamente cuando hay un hecho nuevo que la Corte haya desconocido, aunque admitió que en este caso “es muy difícil que la Corte lo acepte”. 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.