Colprensa

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Jueves, 2 de noviembre de 2017

Confitería alegó parecido con la referencia Pirulito

La presunta similaridad entre la marca Pirulito, uno de los productos insignia de Colombina, y el signo Pirutin Comapan de la Compañía Manufacturera de Pan Comapan S.A. enfrentó a las dos empresas en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) desde mayo de este año.

Desde el pasado 5 de mayo la SIC, a través de la Dirección de Signos distintivos, había determinado que la oposición presentada por Colombina S.A. sobre el registro de la marca Pirutin Comapan para la clase 30 de Niza era infundada, pues consideró que la solicitud no se encontraba “incursa en ninguna de las causales de irregistrabilidad consagradas en la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina”.

LOS CONTRASTES

  • Hasbleydi CalvoGerente egal de B&R Latin America

    “A pesar de que las palabras contienen cierta similitud y los productos que distinguen presentan conexidad entre sí, el grado de error en la mente del consumidor no los induciría a equivocarse”.

Sin embargo, Colombina no quedó conforme y se decidió a bloquear el registro de Comapan por su aparente similaridad con su producto, e interpuso un recurso de apelación en contra de la resolución para revocarla, argumentando que Pirutin Comapan era irregistrable. Según la firma, el signo no era distintivo ni diferenciador en el mercado, pero sí le parecían claras las “grandísimas semejanzas fonéticas, gráficas y visuales, que resaltan a simple vista”.

“La coincidencia de las expresiones Pirutin y Pirulito entre las marcas confrontadas, genera una apariencia casi idéntica y por lo tanto genera un impacto visual, gráfico y fonético prácticamente idéntico y de imposible diferenciación. Estas semejanzas impiden que la marca solicitada a registro pueda ser claramente identificada y diferenciada por parte del público frente a la marca de Colombina S.A.”, manifestó la compañía en el texto de apelación.

Pero la delegatura de la SIC nuevamente no encontró argumentos suficientes para detener el registro de Pirutin Comapan, porque según el despacho, tanto el signo solicitado como las marcas opositoras, son muestras del fenómeno de marcas derivadas, donde los signos opositores solamente varían en sus elementos complementarios. Por otro lado, argumentó la delegatura, la marca solicitada comparte el distintivo principal “Comapan” empleado en las denominaciones de signos registrados de titularidad del mismo.

“Dado que los conjuntos cotejados poseen divergentes distintivos principales, distintas estructuras ortográficas y sonoridades disímiles al momento de ser pronunciadas, se constatan evidentes rasgos diferenciadores entre ellos”, concluyó la Dirección.

Al respecto, Hasbleydi Calvo socia gerente de la firma especializada B&R Latin America, dijo que “en realidad, entre los signos confrontados no existiría riesgo de confusión, pues a pesar de que contienen cierta similitud y los productos que distinguen presentan conexidad entre sí, el grado de generar error en la mente del consumidor no los induciría a equivocarse en su elección”.