Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co viernes, 1 de noviembre de 2013

En 1944 la empresa suiza Nestlé lanzó al mercado colombiano la bebida Milo con el ‘trade dress’ – término legal para referirse a las características visuales del empaque de un producto – de una lata cilíndrica de color verde.

Este año, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le concedió el carácter de marca notoria a Milo luego de que ésta se hubiera opuesto al registro de un signo distintivo con características similares a la lata de la bebida de chocolate.

Generalmente, la SIC reconoce la notoriedad de una marca una vez ésta se opone al registro de algún signo distintivo, como en el caso de ‘Milo’, o cuando la oficina local considera, aún sin oposición, que podría afectarse el reconocimiento de un nombre en el mercado, como en el caso de ‘Falcao’ para el jugador de fútbol Radamel Falcao García.

El caso de notoriedad de la empresa europea comenzó en enero de 2012 cuando la sociedad Comercializadora Liu Fenping P E U solicitó el registro de la marca mixta ‘Goslim Té’ para distinguir productos de la clase 30 de la clasificación de Niza.

Cuando se publicó la solicitud en la Gaceta de Propiedad Industrial, la compañía Societé Des Produits Nestlé S.A. se opuso al registro marcario porque, a su parecer, la apariencia del signo distintivo solicitante podría “consolidar, facilitar y perpetrar actos de competencia desleal”.

La firma prietocarrizosa, bufete apoderado de Nestlé, afirmó en el documento de apelación que la empresa Liu “pretende ilegítimamente confundir al consumidor, aprovecharse del prestigio y reputación de la marca Milo y desviar la clientela, para lo cual copia e imita los elementos que identifican la marca Milo”.

Para los apoderados de Nestlé, el hecho de que Milo haya mantenido desde su comienzo la misma imagen, por lo menos una lata cilíndrica con color verde (Pantone 361C), es un motivo fundamental para comprender la recordación de la marca en el mercado colombiano bajo estas características.

Por su parte, Liu Fenping, apoderado de la empresa solicitante, expuso en la repuesta que “dentro de la demanda de oposición prueba sumaria de la protección del diseño industrial de envase cilíndrico del producto o la reivindicación del color verde como imagen institucional del producto Milo, circunstancias que desvirtúan cualquier tipo de derecho que pretenda abogarse la sociedad opositora”.

Así mismo, Fenping asegura que la demanda de los opositores carece de un interés legítimo a suponer que la marca Goslim Té pretende aprovecharse del prestigio ajeno porque desconocen que ambas marcas “gramatical, fonética, visual y conceptualmente son totalmente distintas (…) no se encuentran probados los supuestos de hecho alegados en ella (demanda)”.

Teniendo en cuenta uno y otro argumento, la SIC profirió su fallo en agosto de este año. Para la decisión, la oficina local tomó en cuenta un estudio de mercado de 2005, presentado por la compañía Nestlé, en el cual “se logró establecer a la marca Milo como la de mayor recordación en su segmento”.

La encuesta valorada por la SIC fue realizada por la empresa Legal Millwar Brown Colombia presentada en noviembre de 2005 y tiene como objetivo determinar el impacto de la marca en el mercado, su recordación, preferencia, la descripción la descripción de detalles propios del producto y de su empaque (el color verde de la apariencia) por parte de los consumidores.

El fallo de la SIC tiene dos divisiones de análisis para comparar las marcas, y la segunda por competencia desleal.

En el primer segmento, el despacho asegura que “la única semejanza existente entre el signo solicitado respecto de la marca notoria opositora corresponde a la utilización de un color verde, tonalidad que a pesar de ser parte del conjunto notorio, no se ve afectado por la presencia del signo solicitado (…) pues el elemento de mayor impacto y recordación es el conjunto Milo, sustancial diferente a la marca pretendida Goslim Té”.

Sin embargo, en una segunda instancia de estudio por competencia desleal entre las compañías, se afirma que “la solicitud de registro de la marca Goslim Té, correspondiente a una lata verde que pretende amparar “cacao” puede constituir un acto que afecte la certeza y libre escogencia que al consumidor debe garantizársele en el mercado”.

Así mismo, el despacho asegura que “la imagen presentada al consumidor es asociada por 90% de las personas encuestadas a la marca Milo, y que 89% de los encuestados asocian la marca Milo al color verde, independientemente de la denominación ubicada en la lata”.

Por lo tanto, la Dirección de Signos Distintivos de la SIC declaró la notoriedad de la marca ‘Milo’ para productos propios de la clase 32 de la nomenclatura internacional, declara fundada las pretensiones de Nestlé y niega el registro de la marca ‘Goslim Té’ a Liu Fenping P E U.

Ahora, la marca Milo entró al selecto grupo de los signos distintivos más reconocidos y los que más valen en el mercado colombiano. Están a la espera de la reivindicación del color verde.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.