Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Miércoles, 28 de septiembre de 2016

Pues bien, este caso le pasó a un cliente de la marca Audi con el concesionario Colwagen. Aunque debe precisarse que no es a la única empresa a la que le ha sucedido. Panamericana, Kokoriko y Dunkin’ Donuts, son algunas de las 44  firmas  denunciadas y sancionadas en lo que va de 2016 por publicidad engañosa.

 Anualmente, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) recibe entre 36.000 y 40.000 denuncias y solo en 2015 colocaron sanciones que sumaron $25.000 millones por tal motivo. Este año las multas van por $5.895 millones.

En este caso, la autoridad decidió imponer una multa por $128 millones, al evidenciarse que tanto en la fotografía como en el texto de un anuncio publicado en el diario  El País de Cali, se ofrecía un vehículo Audi A4 2.0 Comfort 2013 por un valor de $86,3 millones, no obstante, la promoción no correspondía al automóvil anunciado, sino a otra referencia de menor cilindraje, es decir, a un Audi A4 1.8 Turbo Comfort 2013. 

Sumada a esta irregularidad, la SIC encontró un supuesto incentivo inexistente, que realmente se estaba trasladando al costo que asumían los consumidores.  “Se ofrecía como incentivo, por el precio indicado de $86,3 millones, la entrega del “Kit Colwageton” que incluía equipo de carretera, matrícula y película de seguridad. Sin embargo,  la Superindustria pudo determinar que el precio regular del vehículo para la fecha de vigencia de esta promoción, era de $85,4 millones, es decir que  no era ningún regalo sino una compra”, precisó la SIC.

Mónica Ramírez, delegada para la Protección al Consumidor, explicó que Colwagen adujo que había realizado una rectificación sobre el error cometido en la publicidad. 

Sin embargo, “la SIC determinó que esa  fe de erratas se realizó una vez se terminó la vigencia de la promoción, fue publicada en un tamaño que no permitía su notoriedad y en una sección diferente donde se realizó la publicidad original”, agregó Ramírez.

El caso de las empresas Avesco y Kokomonroper, operadora de la franquicia Kokoriko, también llamó la atención en marzo de este año. La SIC las multó con $277 millones ya que comprobó  que la información sobre la cantidad del producto ofrecido en ‘La Picada Mundialista’ era engañosa, pues mientras se anunciaba que esta incluía ocho alas, lo cierto es que al consumidor se le entregaban realmente cuatro.

Dos meses después, la que estuvo en el banquillo fue Panamericana, a la cual se le puso una multa de $90 millones por inducir al  error y confusión  a los consumidores, ya que no fue clara  indicando que para llevar una tablet con el precio de oferta a $49.000, se debía cancelar el valor normal de un computador, es decir $1,6 millones.

Otras sanciones

Las multas por publicidad engañosa no solo las pone la SIC, la Aerocivil también tiene esa potestad. El 9 de septiembre impuso una sanción de $242 millones  a Latam Airlines por  información engañosa sobre el plazo que debe tener el usuario para pagar en efectivo una reserva hecha en su página web. En marzo formuló pliego de cargos a Uber por anunciar un nuevo servicio omitiendo información esencial para los usuarios. 

La opinión

Jairo Rubio Escobar
Exsuperintendente de Industria y Comercio

“Independientemente de las sanciones que pueda poner la Superindustria, las empresas que procedan con esa irregularidad tendrán una sanción mayor y esa es la pérdida de la fidelidad de los consumidores”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.