Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co lunes, 22 de junio de 2015

Las consecuencias políticas parecen más claras que las económicas, pues según los expertos la mayor afectación estaría en el comercio que ha venido disminuyendo radicalmente así como la posibilidad de ploración petrolera.

Ronal Rodríguez, del director de Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, dijo que volver a tensionar la relación por dicho golfo, podría tener consecuencias reales en las relaciones comerciales y podría acabar con el poco comercio que se tiene actualmente.

De acuerdo al Dane, entre enero y abril  de este año, Colombia exportó  a Venezuela US$437.965, lo que representó una disminución de 36,3% respecto al mismo periodo de 2014. Alimentos, bebidas azúcar, confites, productos químicos y materias plásticas, son los principales productos que se remiten al país vecino. Mientras, Venezuela solo exportó hacia Colombia US$75.621, es decir 39,5% menos.

Traer a colación dicho conflicto y que no se logré resolver por vías diplomáticas, podría afectar la posible exploración y explotación petrolera en la zona. 

Enrique Gaviria, exasesor de en el litigio con Nicaragua, explicó que en esa zona donde no se ha definido límite, Colombia tiene 10% de derechos  y por consiguiente tiene derecho de exploración y explotación de petróleo.  

Más allá de beneficios como la pesca o el comercio, es el petróleo lo que mantiene a Colombia en el Golfo de Coquivacoa, de lo contrario hubiera perdido todo el interés como pasó  con Los Monjes.  

Por el lado venezolano, esta zona representa mucho más, ya que cerca se realiza gran parte de su sustento económico y a parte de tener uno de los más grandes refinadores de petróleo del mundo, es la entrada y salida de una zona que mueve gran comercio como lo es el lago de Maracaibo.

Aunque la Canciller María Ángela Holguín, entregó  una nota de protesta  por las disposiciones incluidas en el mencionado decreto y solicita reversarlo ya que afectan los intereses de Colombia en relación con la delimitación marinas y submarina, aún se está a la espera de una respuesta del presidente Nicolás Maduro, que según Rodríguez ha estado muy prudente, cualidad que no es común.

Antecedentes
Luego de que Venezuela iniciara discusiones con Guyana por la exploración y explotación petrolera en bloques asignados a empresas extranjeras en áreas reclamadas por el país, el Gobierno publicó el Decreto 1787, mediante el cual se ordena la creación de varias Zodimain (Zonas Operativas de Defensa Integral Marítima e Insular). Dichas zonas,  corresponden a agrupaciones territoriales de fuerzas y medios en un espacio geográfico donde se conducirán las operaciones para la defensa. El área que afecta a Colombia abarca desde la zona de la península de La Guajira. Para el Gobierno colombiano, el decreto no tiene validez, pues contrario a lo de Guyana, con Colombia no hay un litigio que sea objeto de mediación, ni hay una delimitación legal. 

Las opiniones

Ronal Rodríguez
Director del observatorio venezolano de la Universidad del Rosario

“El presidente Maduro ha sido muy prudente, cualidad que no es común en él, pues sabe que la forma como le responda a Colombia puede generar tensiones internas, especialmente con los militares”.

Andrés Molano
Profesor de relaciones internacionales de la Universidad del Rosario

“La controversia marítima no la está armando Venezuela, pues existe hace tiempo. Hay que resolver la delimitación y por la vía del diálogo para conservar las relaciones binacionales”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.