Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Miércoles, 28 de junio de 2017

En un acto llevado a cabo en el municipio de Mesetas, en el Meta, Gobierno, Farc y ONU se dieron cita para celebrar que las Naciones Unidas ya tienen en su poder el 100% de las armas de los insurgentes, que según Jean Arnault, jefe de la misión de la ONU en Colombia, “se identificaron 7.132 armas personales y colectivas, que fueron ingresadas a los campamentos”, por 6.803 guerrilleros los que entraron a las zonas veredales.

Frente a esto, Juan Manuel Santos, presidente de la República, manifestó que “los colombianos y la comunidad internacional saben que nuestra paz es real e irreversible”, por lo que ahora, sin armas, sin violencia, “no somos más un pueblo enfrentado entre sí, no somos más una historia de dolor; somos un solo pueblo y una sola Nación, avanzando hacia el futuro en el cauce de la democracia”, agregó el Jefe de Estado. 

Según afirmó Santos, esta es la mejor noticia para Colombia en los últimos 50 años, “esta es la gran noticia de la paz, del arreglo de las diferencias dentro de la legalidad”, la cual “habíamos esperado por tanto tiempo”, por lo que hoy se puede constatar el fin de “esta guerra absurda, que no solo duro más de cinco décadas, sino que dejó más de 8 millones de víctimas”.

Por su parte, durante su intervención, Londoño indicó que “cumplimos con la dejación de armas y se las entregamos a las Naciones Unidas. Ahora esperamos que cesen las persecuciones de los de los opositores” y finalizó su discurso con la frase: “adiós a las armas, adiós a la guerra, bienvenida la paz”.

Cabe resaltar que, hasta que finalicen los puntos de concentración el 1 de agosto, 700 armas serán puestas a disposición de las Farc para dar seguridad a los campamentos. De igual manera, el funcionario de las Naciones Unidas exaltó el rol que desempeñó la comisión tripartita para la verificación del cumplimiento de los Acuerdos, la cual “ha jugado a cabalidad su papel, sin precedente en las experiencias internacionales de cese al fuego”, por lo que la comunidad internacional debe recoger las experiencias del proceso y utilizarlas en otros conflictos internacionales, recomendó Arnault.

Para Javier Díaz, presidente de Analdex, este es un hecho histórico para el país, un hecho muy positivo “que después de 53 años del accionar armado de las Farc, hoy se llegue a la entrega de armas y que se ese grupo haga política desarmado”, aunque añadió que aún quedan retos por delante, como, por ejemplo, la reincorporación de estas personas, “hay que ver el tema de empleo, de seguridad social, más allá del acuerdo”. 

“Con la entrega de la totalidad de las armas de las Farc, se da un paso fundamental no solo para nuestro futuro, sino para que por primera vez en la historia no haya conflicto armado en ningún rincón del continente americano. Ahora llegan otros retos para el país pero serán menos complejos sin la violencia de las Farc”,  aseguró Antonio Celia, presidente de la Junta Directiva del Consejo Privado de Competitividad y presidente de Promigas.

Por otra parte, Jean Arnault expresó que “en un mundo convulsionado por antiguas y nuevas formas de violencia, el proceso de paz en Colombia (…) es motivo de esperanza para la comunidad internacional”, la cual, según expresó Sergio Soto, director ejecutivo de Fenalco Antioquia, debe ser lo más objetiva posible en la verificación. 

De igual forma, Soto subrayó que el proceso de desarme es un acto muy positivo, aunque “esperamos que sea una entrega total y verídica de todas las armas, que no vayan a quedar algunos militantes de las Farc con armamento y que cumplan los compromisos que han adquirido”, hecho que Santos agradeció, pues destacó el cumplimiento que han tenido los miembros de las Farc con los acuerdos, y, además, les garantizó a los excombatientes que el Gobierno está firme por cumplir lo pactado y que, aunque no comparte su modelo de país, defenderá su derecho a expresarlo dentro de la democracia.

Por último, el Jefe de Estado destacó que, a pesar del conflicto, el país ha logrado mucho y ahora se podrá hacer más para seguir reduciendo la pobreza y las desigualdades.

Ahora, con el fin del conflicto, “podremos ser un país donde se multiplique la inversión y, con ella, el empleo digno para todos; un país con más turismo, con más personas recorriendo y disfrutando nuestro maravilloso territorio”, concluyó el Presidente Santos.

Antecedentes

Aunque aún faltan por destruir varias caletas de la guerrilla, el representante de la ONU dijo que  hay 77 que ya han sido extraídas con la ayuda de las Farc y del Gobierno, aunque “contamos con aceleración del proceso para cumplir con lo pactado antes del 1 de septiembre”.

Según indicó Arnoult, desde que se pactó el cese al fuego bilateral, el 29 de agosto de 2016, este ha sido respetado por ambas partes y ha contribuido al descenso de los principales indicadores de violencia en el país, debido a que las reglas acordadas fueron cumplidas con pocas excepciones.

Los contrastes

Javier Díaz
Presidente de Analdex
“Es un hecho histórico para el país, un hecho muy positivo que después de 53 años del accionar armado de las Farc, se llegue a la entrega de armas y que ese grupo haga política desarmado”.

Sergio Soto
Director Ejecutivo de Fenalco Antioquia
“Es un acto positivo, esperamos que sea una entrega total y verídica de todas las armas, que no vayan a quedar algunos militantes de las Farc con armamento y que cumplan los compromisos adquiridos”.