Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters sábado, 3 de mayo de 2014

El tribunal de apelación italiano mantuvo la condena de junio pasado contra ambos, quienes son tan famosos como las estrellas a las que visten, por usar supuestamente el holding Gado, con sede en Luxemburgo, para evitar pagar impuestos por regalías de unos 1.000 millones de euros (US$1.380 millones).

La decisión anterior, de un tribunal inferior, condenó a ambos a penas de cárcel suspendida de 20 meses cada uno y les impuso una multa de hasta US$13,8 millones por evitar pagos en Italia, donde los impuestos corporativos son de los más altos en Europa.

Un abogado de Dolce y Gabbana, que siempre han negado haber actuado contra la ley, dijo que sus clientes apelarían la decisión.

“Estoy sin palabras. Todos estamos sorprendidos. La decisión es inexplicable y apelaremos”, dijo Massimo Dinoia después del veredicto. Un fiscal de Milán había pedido al tribunal en marzo exculpar a la pareja, quienes -en una protesta el año pasado por ser “puestos en ridículo”- cerraron las tiendas en Milán donde vendían ropa y accesorios inspirados en la Sicilia natal de Dolce.

El caso se originó en una investigación que comenzó en 2008 cuando las autoridades fiscales italianas aumentaron su lucha contra la evasión fiscal al comenzar la crisis financiera global.

Las compañías de moda han estado bajo el escrutinio de las autoridades fiscales italianas en parte debido a que el sector ha tenido buenos resultados durante la mayor recesión del país desde la Segunda Guerra Mundial.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.