Colprensa Miércoles, 12 de diciembre de 2012

Tras un año de discusiones, la reforma constitucional que incorpora cambios a la justicia penal militar para fortalecerla, fue aprobada por el Senado de la República.

El proyecto, votado en su octavo debate fue aprobado por 54 votos contra 5. La reforma para entrar en vigencia queda pendiente de ser conciliada por las plenarias del Senado y la Cámara, lo cual se haría en las sesiones del jueves. 

Tras ser publicada en Diario Oficial, el fuero militar requerirá de una ley estatutaria que le reglamente. 
 
Con una férrea defensa al proyecto de acto legislativo que fortalece la justicia penal militar, el coordinador ponente, Juan Manuel Galán, pidió a la plenaria aprobar el fuero militar porque con el mismo no habrá impunidad a los delitos que comentan los uniformados de la fuerza pública. 
 
Al presentar la ponencia positiva, Galán aseguró que “no tienen que venir a enseñarnos a legislar, no hemos legislado de mala fe ni a garantizar la impunidad”. Su afirmación se dio por los cuestionamientos al Congreso de ONG'S de derechos humanos internacionales que consideran que esta reforma abre el paso a la impunidad con los falsos positivos. 
 
Galán explicó que se ampliaron los delitos que deberán quedar a consideración de la justicia ordinaria como son los crímenes de lesa humanidad, genocidio, desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, violencia sexual, tortura y desplazamiento forzado. 
 
“El Congreso no se libera de su responsabilidad, asume la el compromiso de hacerle seguimiento a la reforma para lo cual tramitará las leyes estatutarias y ordinarias para que se reglamente los procedimientos de esta jurisdicción”, manifestó. 
 
A su turno, el senador Juan Carlos Vélez, aseguró que la reforma es fundamental para devolver la confianza jurídica a los soldados y policías porque “hoy se les está tratando como criminales”. 
 
Por su parte, el ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, sostuvo que no es cierto que el Congreso le haya 'pupitreado' al Gobierno la reforma “por el contrario se ha venido a explicar los detalles”. 
 
Pinzón indicó además que la reforma “no permitirá impunidad alguna, es la voluntad de todos, no se puede insinuar que es abrir la ventana a la impunidad”. 
 
Resaltó la importancia de que de manera conjunta la Fiscalía y justicia penal militar tengan un año para revisar los casos en donde no haya claridad. También explicó que el tribunal de garantías lo que busca es garantizarle a los uniformados que los delitos por los que son acusados realmente sí corresponden a las acusaciones, lo que le devuelve la seguridad jurídica que reclaman.