Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co lunes, 2 de septiembre de 2013

Una auditoría de la Contraloría General de la República en el municipio de Coveñas, Sucre, determinó los “posibles riesgos” en la ejecución de dos contratos de obras públicas que, entre ambos, suman más de $6.000 millones.

La primera investigación comienza por una denuncia ciudadana en la cual se le pide a ese organismo de control intervenir en el contrato MC-LP-089-2011por los malos manejos de los recurso de regalías.

El acuerdo se realizó entre la UT Covevías y el municipio de Coveñas para el diseño y construcción de pavimento rígido en los sectores Los Tramposos, Alicante y La Coquetería por un valor de $4.687.989.127 en un plazo de 9 meses.

La investigación del organismo de control dio como resultado el uso inadecuado de materiales para la construcción de la vía, “saturación del material base y subbase, alta plasticidad del mismo, deficiente compactación de base y subbase, sobre tamaños de agregado grueso, grietas transversales diámetros muy pequeños, daños y deterioros en juntas…”.

Al informe lo acompaña una serie de fotografías de la vía principal hacia la Alcaldía del municipio, con unas anotaciones de acompañamiento.

Además, en este contrato no se había estipulado el desarrollo de unas obras en el Parque Lineal, que fueron hechas con materiales deficientes y con debilidades en la estructura de las edificaciones. Los baños y las áreas de comedor no se encuentran al mismo nivel.

Dentro de las malas planeaciones de las obras se encontró que el parque está ubicado muy próximo al margen de la playa, su cercanía al mar lo expone a eventuales mareas altas. Según el expediente de la Contraloría “no se sabe el grado de riesgo al que se vería enfrentada la construcción”.

Este parque fue construido sin la licencia de la Autoridad Marítima Nacional (Dimar), en una zona de playa recuperada recientemente. De esta manera, no se cumpliría con el fin social del contrato.

Así mismo, se hizo la intervención en el desarrollo del contrato MC-LP-CO-102-2010, en el cual se licita el diseño y la construcción de 8 aulas de clase en el Centro Educativo Pío VII y una batería sanitaria en el Centro Educativo Isal de Gallinazo por un valor de $1.831.000.000.

Los diseños de ventanas y puertas sin vidrio y con rejas no son adecuadas para el clima lluvioso de la zona, dice el informe de la Contraloría.

En la misma situación se encuentra la construcción de las instalaciones: las columnas presentan fisuras, los acabados son de mala calidad y los muros tiene grietas.

Tanto por el primero como por el segundo contrato, el ente regulador hace uso de la Función de Advertencia, “toda vez que al no adelantarse las medidas correctivas y decisiones definitivas por parte de la Administración Municipal de Coveñas, frente a las consideraciones técnicas expuestas y la mala calidad constructiva que compromete la estabilidad de la obra en cemento”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.