Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jueves, 16 de febrero de 2012

Preparado para afrontar el recurso extraordinario de casación ante la Corte Suprema de Justicia, pero ‘sin las garantías procesales’, se siente el coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega, tras la sentencia de segunda instancia del Tribunal Superior de Bogotá, que confirmó la condena a 30 años por dos desapariciones durante la toma guerrillera del Palacio de Justicia.

'Dentro del proceso judicial se me han violado todos los derechos', afirma Vega, quien ya lleva 5 años capturado en la Escuela de Infantería de Bogotá. Sus declaraciones siguen en contra del M-19 a quienes menciona que 'les aguaron la fiesta', el día de la toma del Palacio de Justicia en 1985.

'Estoy de acuerdo con los columnistas más serios de este país que han mostrado cantidad de irregularidades en este caso', acusando a las autoridades de haberle condenado sin escuchar sus declaraciones y sin haberlo vencido en juicio. 'Me hicieron un juicio y no me dieron la palabra, y en el otro pegaron la carrera a cerrarlo antes de que yo saliera del Hospital Militar'. Adicionalmente, se declara víctima de atropellos que ha recibido durante el proceso. 'Ahora estoy en cárcel y al M-19, le dan la Alcaldía de Bogotá'.

Para sus acusaciones con los encargados del juicio, menciona en su defensa la renuncia de la Fiscal Ángela María Buitrago, a quien denunció penalmente por todos los daños ocasionados a su integridad durante el proceso. Sin embargo, el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, quienes lideran casos de las víctimas de la toma, salió en defensa de la fiscal, un hecho que califica como 'comadrazgo' entre la acusada y el ente investigador.

Luís Alfonso Plazas Vega
Coronel (r) de la FF.MM de Colombia