Laura Bolaños Sábado, 24 de junio de 2017

Por eso, según el medio, al ser negada la medida de aseguramiento, Correa y Pineda recuperaron su libertad, aunque se les seguirá investigando por los delitos de  apropiación, celebración de contratos, incumpliendo los requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, falsedad ideológica en documento público y otros cargos, a los que los funcionarios se declararon inocentes.

Según la juez 40 de control de garantías del caso, los funcionarios no representan peligro para la sociedad. Por lo que agregó que “en este caso no se habría inferido por parte de la Fiscalía la participación de ambos funcionarios en el presunto delito de peculado, debido a que la obra fue entregada a la población completamente terminada y con el presupuesto programado para su realización”.

Este caso se dio, según alegan las autoridades, por presuntas irregularidades que se presentaron en la construcción del Coliseo Miguel Happy Lora y la Villa Olímpica en Montería, obra que tuvo inversión de $12.000 millones, lo que representó un sobrecosto y varios años de retraso hasta que fue entregada en abril.