Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co miércoles, 2 de septiembre de 2015

De acuerdo a la encuesta de Gallup Poll, en junio de este año, solo 20% de los colombianos creían que las relaciones internacionales estaban empeorando, pero en la última medición realizada en agosto, dicha percepción negativa llegó a 49% y por tanto se invirtió la curva.

La controversia fronteriza no solo deja como saldo 1.190 deportados por el país vecino, cientos de familias separadas en dos territorios distintos, productos como el carbón frenados esperando a salir por el Puerto de Maracaibo y una mayor visibilidad de la informalidad de Norte de Santander, sino una gestión multilateral que no ha sido la más eficiente.

El analista político Jorge Iván Cuervo aseguró que el problema radica en que las relaciones internacionales en Colombia tienen un enfoque muy mediático y esto tiende a ser superficial. “El trabajo con una zona fronteriza tan compleja como Venezuela exige mucho más que eso. Se necesitaba mantener un dialogo bilateral y estar monitoreando permanentemente cómo avanzan las relaciones. La reacción tenía que haber sido para prevenir pero como se dice coloquialmente cogieron al Gobierno ‘con los calzones abajo’”.

Aunque la calificación sobre relaciones internacionales es la más baja que se le ha dado a Santos en lo que lleva en su mandato son mejores que los de su antecesor Álvaro Uribe Vélez que en abril de 2010 que tenía una marcada desaprobación en el manejo externo, pues 52% de los consultados consideraba que este aspecto iba empeorando.

Por otra parte, a la pregunta está de acuerdo o en desacuerdo con que las relaciones entre Colombia y Venezuela serán más respetuosas y prósperas cada día, seis de cada diez consultados están en desacuerdo. Adicional 90% de los entrevistados tiene una posición desfavorable de Venezuela como país y 94% tienen una opinión desfavorable del presidente Nicolás Maduro.

Carlos Arias, docente de la Maestría en Comunicación Política de la Universidad Externado, manifestó que si bien la seguridad ha sido la constante en aumento de la desaprobación del presidente y el proceso de paz ha pronunciado aún sus números negativos, la gota que derramó el vaso de la imagen de su gestión de Gobierno son las relaciones internacionales. 

“Aunque el presidente Santos debe seguir buscando las herramientas de la diplomacia, la opinión reclama que el tono hacia Venezuela se suba o que por lo menos se vean medidas de protección para los colombianos en las fronteras y al mismo tiempo que los abusos de los vecinos no se repitan y terminen”, indicó Arias. 

Colombianos están satisfechos
A pesar de los problemas de Venezuela, el bajo crecimiento económico que se prevé cerrará el año en 2,8%, una tasa de cambio que sigue con su vaivén y la vaguedad percibida en los avances del proceso de paz los colombianos se muestran satisfechos con su estándar de vida, es decir, con todas las cosas que pueden comprar y hacer. 

Seis de cada diez consultados se muestran conformes, pese a que ocho de cada diez entrevistados dijeron que ha empeorado el costo de vida, así como el desempleo (66%), la economía (71%), la corrupción (81%), inseguridad (83%), ambiente (70%), asistencia a la vejez (48%), salud (74%) y la lucha contra la pobreza (56%). Pese a que la economía no pasa por buen camino, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas logró cambiar su imagen y hoy es más favorable que en abril. El que sí debe poner mayor atención es el ministro de Agricultura Aurelio Iragorri, que no ha logrado levantar su imagen ni ha podido explicar la buena cara de su sector pues 81% de los encuestados consideran que está empeorando. 

La tendencia de Gina Parody, ministra de Educación cambió y hoy 44% tiene una imagen desfavorable mientras que el vicepresidente Germán Vargas Lleras va por buen camino pues su imagen es positiva en 59%.

Entre los aspectos que pasó la prueba el mandatario y que los consultados consideran que están mejorando se encuentran: construcción de vivienda popular (72%), calidad y cubrimiento en educación (56%) y calidad y cubrimiento de los servicios públicos (54%).

Calificación mandatarios locales
Solo faltan 53 días para que los actuales alcaldes y gobernadores conozcan quiénes serán sus antecesores y la tarea no será nada fácil para los entrantes, especialmente en los territorios donde sus líderes han luchado por generar aprobación y una imagen positiva entre sus pobladores.

Elsa Noguera, alcaldesa de Barranquilla, es la que mayor aprobación de su gestión ha tenido con siete de cada diez ciudadanos. 

El paisa Aníbal Gaviria sigue convenciendo a los medellinenses de su gestión pues mantiene su aprobación en 68%. La otra buena cara de la gestión que termina con la elección el 25 de octubre es la de Luis Francisco Bohórquez, alcalde de Bucaramanga, que pasa raspando con 51%. 

Pedro Medellín, analista político y docente de la Universidad Nacional, indicó que “esta valoración está íntimamente relacionada con la gestión administrativa y financiera de los alcaldes y eso se evidencia en los mandatarios que lideraron la encuesta. Lo que demuestra que poco a poco los ciudadanos han ido aprendiendo a valorar a sus gobiernos”. Por como se percibe en las encuestas pareciera que el rumbo de Bogotá es el que tiene que cambiar de manera determinante. Desde que el alcalde Gustavo Petro llegó al poder no se ha presentado ninguna encuesta de Invamer Gallup en la que los ciudadanos aprueben su gestión. Si bien el pico más alto de desaprobación fue en febrero de 2013, con 71%, hoy la mayoría negativa alcanza 66%. 

Aún así las necesidades de las ciudades no dan espera. Los principales problemas se encuentran en la seguridad, el desempleo y la movilidad para las principales ciudades del país. Por el lado de las gobernaciones, los ciudadanos parecen estar conformes con sus líderes pues ni en Antioquia, Valle del Cauca, Santander ni Atlántico la desaprobación es mayor que la aprobación. 

El indiscutible ganador sigue siendo Sergio Fajardo con 83% y le sigue Richard Villa (70%), José Antonio Segebre (67%) y Ubeimar Delgado (57%).

Proceso de paz
La encuesta develó que 90% de los colombianos tiene una opinión desfavorable de las Farc. Sin embargo, aunque seis de cada diez consultados está de acuerdo que se hayan iniciado negociaciones con este grupo guerrillero, 58% no cree que en esta oportunidad se llegará a un acuerdo que ponga fin al conflicto armado. Por otro lado, si se firmara un acuerdo, 77% no cree que las Farc reparen realmente a sus víctimas.

Las opiniones

Pedro Medellín
analista político y docente de la Universidad Nacional
“La controversia fronteriza afectó al presidente Santos en el sentido en que el expresidente Uribe acostumbró al pueblo a tener una actitud beligerante y eso le gusta a la gente aunque no sea lo correcto”.

Carlos Arias
Docente maestría en comunicación política Universidad Externado
“Si bien el presidente Santos debe seguir en la diplomacia, la opinión reclama que el tono hacia Venezuela se suba o que por lo menos se vean medidas de protección para los colombianos en las fronteras”.

Documentos adjuntos

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.