Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Carlos Eduardo González

martes, 22 de agosto de 2017

Experiencia, formación y reconocimiento en el medio son algunas de las claves.

Conocimiento del área, una amplia formación académica, bilingüismo, servicio al cliente y reconocimiento en el medio son algunas de las cualidades que exigen las firmas de abogados a los profesionales que aspiran a pasar de ser asociados (un cargo menor) a socios de alguna de las múltiples prácticas que ofrecen a los clientes.

Para todos los bufetes consultados por AL, este proceso de ascensos permite a los despachos ampliar la red de contactos y crear mayores oportunidades de crecimiento corporativo.

La figura del socio en una firma puede recibir utilidades y dividendos de la propiedad, porque termina siendo un dueño. Por otro lado, los asociados, son empleados que cobran honorarios y participan en los negocios pero no reciben otros derechos.

“Para la firma la llegada de nuevos socios es parte fundamental de la estrategia de fortalecimiento de nuestras prácticas legales. La promoción a socios es además un justo reconocimiento a los abogados que se destacan por la excelencia en su trabajo, su dedicación y asimilación de valores y cualidades personales y profesionales”, expresó Jaime Herrera, socio, de Posse Herrera Ruiz.

Precisamente, PHR anunció a Pablo Enrique Sierra y María Lucía Posada como nuevos socios en el área de Litigios, además a Gabriel Sánchez en Fusiones & Adquisiciones y a Juan Barbosa en Comercio Exterior.

De acuerdo con Herrera, para llegar a este cargo, la firma mira que el asociado tenga algunas competencias y comportamientos como la excelencia en entendimiento de lo legal, servicio al cliente, liderazgo, honestidad, ética.

Tanto en Baker McKenzie, como en Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría fueron ascendidos dos nuevos socios.

Baker, firma dirigida por Tatiana Garcés, quien asumió hace días como socia directora, se reforzó con Alejandro Mesa, en el área de Energía, Minería e Infraestructura, y Juan Felipe Vera, en la práctica de Fusiones y Adquisiciones.

Según Garcés, para el despacho “es bastante importante, ya que contribuyen a mejorar la capacidad que tenemos para brindar servicios legales de calidad a nuestros clientes en el país y en la región”.

Así mismo, para fortalecer el equipo de PPU en Colombia, la firma promovió a Nicolás Tirado, como socio del área Corporativa y M&A, y a Diego Cardona, del área de Competencia.

De acuerdo con Jorge Di Terlizzi, socio del bufete, estas promociones “son la promesa que hacemos en cada contratación, y trabajamos seriamente por cumplirla”. Por otra parte, “los socios nuevos, además de traer juventud y entusiasmo, aportan una nueva red de contactos y son un apoyo fundamental para prácticas consolidadas o para liderar áreas nuevas”.

Según algunas firmas, el proceso para llegar a socio puede tardar entre 10 a 13 años, aunque no es un valor estricto, pues asociados que lleguen a ese tiempo pueden no ser nombrados como socios.

Para empezar, a una firma los jóvenes juristas llegan como abogados junior, para luego, tras cerca de tres años, pasar a asociado junior y, de ahí, a asociado senior. Después de otros tres años, puede llegar a asociado principal y dar el paso a socio.

En el caso de Gómez-Pinzón Zuleta, según señaló José Luis Suárez, socio director de la firma, también se unieron dos nuevos socios: Natalia García (Corporativo/Fusiones y Adquisiciones) e Ignacio Rafael Vélez (Tributario y Aduanas). De acuerdo con el abogado, “la forma más eficiente de que la firma se mantenga actualizada es que nuevos socios lleguen a liderar las prácticas”.

Por su parte, Alberto Zuleta Londoño, pasó a liderar desde este año el área de resolución de conflictos en Holland & Knight.

Los socios nuevos traen una base de clientes ya establecida, dijo Enrique Gómez-Pinzón, socio director del bufete, quien añadió que esto “les permite desarrollar en nuestra plataforma su potencial y contribuir a expandir los servicios y generar nuevas oportunidades para la firma”.

Con lo anterior, según lo consultado por AL, en total, 11 personas llegaron a estos cargos en algunas de las cinco firmas más grandes del mercado.

Antecedentes
Entre los requisitos más comunes que deben cumplir los abogados para ser socios de las firmas están habilidades de gestión de asuntos, manejo de clientes, cualidades personales, honestidad, conocimiento técnico, cumplimiento de metas de calidad del trabajo, formación académica, varios años de experiencia, disciplina, ética, desarrollo profesional y posicionamiento en el medio. De igual manera, las firmas llevan procesos internos para establecer quiénes se destacan en las diferentes áreas de práctica para que, en el futuro, las lideren.

LOS CONTRASTES

  • Enrique Gómez-PinzónSocio director de Holland & Knight

    “Los socios nuevos traen una base de clientes ya establecida, que, junto con el servicio a los clientes que ya tiene la firma, les permite desarrollar su potencial en nuestra plataforma”.

  • Jorge Di TerlizziSocio de PPU

    “Es muy importante para Philippi Prietocarrizosa Ferrero que nuestros abogados se conviertan en socios. Es la promesa que hacemos en cada contratación, y trabajamos muy seriamente por cumplirla”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.