David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Martes, 13 de marzo de 2018

Menos de 25% corresponde a mujeres

Las elecciones para elegir los congresistas de la vigencia 2018-2022 celebrados el pasado domingo 11 de marzo le abrieron paso a un nuevo grupo de legisladores. AL hizo el perfil general del senador colombiano para los próximos cuatro años y encontró que serán en su mayoría abogados, provenientes de departamentos costeros y mayores de 40 años.

En los comicios recién celebrados, donde quedaron electos 103 senadores, más los cinco puestos asegurados para el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común Farc, se pueden encontrar varias características comunes que vale la pena señalar, como por ejemplo que la vasta mayoría son hombres y mayores de 40 años.

Después del escrutinio, solamente 23 curules serán ocupadas por mujeres, es decir 21,3% de la totalidad del Senado que regirá durante los próximos cuatro años, mientras los 85 puestos restantes, 78,7% de esa corporación son del sexo masculino.

Paola Andrea Holguín Moreno, una de las senadoras que salió elegida por el Centro Democrático, por ejemplo, hace parte del grupo de nuevas parlamentarias que además de hacerse con una silla en dicha corporación, tiene credenciales que superan el promedio, pues además del pregrado que ostenta como comunicadora social, también cuenta con una maestría en Estudios Políticos.

La senadora Angélica Lozano, representante de la Alianza Verde, también hace parte de las nuevas parlamentarias que cuentan con un alto perfil, pues además de su profesión como abogada tiene una maestría en Gerencia y Práctica del Desarrollo de la Universidad de los Andes.

Otra característica que se puede resaltar es que, aunque de una buena cantidad de los parlamentarios electos es difícil conocer su edad, se pudo determinar que al menos 40 de los nuevos legisladores tienen entre 40 y 60 años, y otros 22 están entre 60 y 80 años, edades en las que el senador Jorge Robledo, Álvaro Uribe Vélez, Ernesto Macías Tovar, Iván Leonidas Lame, Luis Iván Marulanda o Antanas Mockus se ubican.

El origen regional de los senadores es otro aspecto que se puede analizar, pues podría señalar en dónde se están reuniendo las fuerzas políticas que gobernarán el país a 2022. Por un lado, Bogotá puso 17 de los 108 ocupantes de las curules del Senado, seguido de Antioquia, con otros 11 parlamentarios electos, otros 11 del Atlántico, especialmente de Barranquilla, la gran capital económica de la costa colombiana y otras 10 sillas las ocuparán políticos provenientes del Valle del Cauca.

En otras palabras, entre esos cuatro departamentos pusieron 45,37% de los senadores, casi la mitad, mientras que en los demás (ver gráfico), como Córdoba, Nariño, Norte de Santander, Boyacá y los otros pusieron las restantes 59 curules de esa cámara del Congreso.

Otro caso es si se miran con detenimiento las regiones a las que pertenecen cada departamento pues, de ser así, la costa es la que tiene el mayor músculo, independientemente de los partidos políticos o las filiaciones ideológicas.

Entre los departamentos del Atlántico, Córdoba, Bolívar, Sucre y Magdalena suman 39 senadores, es decir, 36,1% del total de curules solamente en el Senado, es decir que una tercera parte de esa corporación son costeños, algo que podría romper el paradigma de que la centralización del poder en el Congreso ubicado en Bogotá implica necesariamente que quienes toman las decisiones más importantes del país provienen del interior del territorio nacional.

Ahora bien, ¿cuál es el grado de formación académica o de preparación al momento de llegar al Senado es otro tema? Según pudo determinar este diario, solamente tres senadores carecen de título universitario, entre ellos el libretista y quien fue elegido con 116.505 votos, Gustavo Bolívar, mientras que no se logró determinar las credenciales de otros 14; 70 tienen al menos una carrera universitaria o una especialización y los 21 senadores restantes cuentan con posgrados como maestría, la mayoría de universidades locales como Los Andes, Javeriana y Externado.

Es decir, solo 19,4% de los ocupantes del Senado tienen títulos de posgrado con validación internacional (maestría, doctorado o posdoctorado), 64,81% tienen carrera universitaria y complementos como especializaciones, 2,70% no cuentan con alguna credencial de estudios formales y otro 12,96% no se puede determinar cuál es su grado de preparación académica en instituciones de educación superior.

LOS CONTRASTES

  • Javier Torres VelascoDocente de la Universidad Externado

    “Abogados, economistas y administradores de empresas son profesiones típicas de los congresistas. En cambio los comunicadores sociales sí son una novedad. Entre más jóvenes llegan más preparados”.

En cuanto a las profesiones, “los abogados, economistas y administradores de empresas son profesiones típicas de los congresistas. En cambio los comunicadores sociales sí son una novedad. Es de esperar que hayan mejores cualificaciones profesionales medidos a partir de títulos a medida que llegan parlamentarios más jóvenes”, explicó Javier Torres Velasco, director del doctorado en estudios políticos de la Universidad Externado de Colombia.
En general el nuevo Senado tiene un perfil tradicional pero con nuevas caras que podrán expectativa a los debates.