Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Christian Díaz Maldonado - cdiaz@larepublica.com.co sábado, 5 de diciembre de 2015

El reconocido banco alegaba similitud entre el nuevo signo y sus marcas registradas Davalor, Davigiro, Davirenta, Davilínea, entre otras.

En ese entonces la solicitud de registro fue negada por la Dirección de Signos Distintivos; no obstante, Dvalor llevó el caso hasta la segunda instancia tratando de revocar el primer fallo y se encontró con un respaldo contundente por parte de la Dirección de Signos Distintivos, que ratificó la primera decisión y negó el registro de la marca.

La SIC argumentó su decisión en las similitudes de tipo ortográfico y fonético que existían con las marcas previamente registradas, situación que podría generar confusión en el consumidor, pues el signo solicitado pretendía distinguir seguros, negocios financieros, monetarios y otro tipo de servicios de la clase 36 de Niza, misma clase que distingue los servicios de las marcas registradas por Davivienda.   

El investigador en derecho administrativo Camilo Cueto dijo que la SIC obró correctamente, dado que mantuvo sus criterios de prevalencia frente a los registros de marcas registradas pese a que existan similitudes en su grafía. 

No obstante Cueto también dijo que “Davalor puede, pero no necesariamente debe ser así, estar ligada a Davivienda, a pesar que la corporación bancaria cuenta con productos similares; sin embargo (y acá nos encontramos de acuerdo con la SIC), lo que motivó la negación de la SIC, fue un tema de mero procedimiento administrativo, por considerar que la corporación bancaria colombiana, no presenta de forma adecuada el recurso al cual tenía derecho”.

Una vez el proceso finalizó con el fallo de la Delegatura, Dvalor S.A no se conformó con la decisión y llevó el caso a un tercer momento pidiendo la revocatoria directa del último fallo, a pesar de que la empresa ya había extinguido sus recursos de solicitud por la vía gubernativa. 

Tres años después del inició del proceso la Delegatura vuelve a pronunciarse frente al caso sin muchas novedades en su discurso, pues simplemente ratificó lo dicho anteriormente y no accedió a la solicitud de revocatoria directa pues asegura que esa no es un recurso más que se pueda utilizar para desvirtuar decisiones anteriores, sino que es un camino donde es la misma oficia es la que debe corregir los fallos pasados “con consideración en el interés general de salvaguardar el principio de legalidad o reparar un daño público”.

“El apoderado de Dvalor hizo mal en presentar la solicitud de revocatoria directa pese a la apelación interpuesta con anterioridad. No obstante, de haber procedido, los argumentos no hubieran prosperado; estos habían sido esgrimidos en la apelación sin éxito”, afirmó Álvaro Ramírez, director-fundador B&R Latin America.

Antecedentes
Davivienda es uno de los bancos más reconocidos en Colombia, el cual hace parte del Grupo Empresarial Bolívar, con más de 70 años en el mercado nacional. El banco de la casita roja se ha convertido en un referente financiero con sus más de 4 décadas prestando sus servicios financieros; a sus características se suma la importancia que tiene la institución a nivel publicitario pues se ha convertido en una de las 5 marcas más valiosas en  publicidad por sus particulares formas de generar recordación en el público consumidor.

Las opiniones

Álvaro Ramírez
Director de la firma B&r latin america
“El apoderado de Dvalor hizo mal en presentar la solicitud de revocatoria directa pese a la apelación interpuesta con anterioridad. No obstante, de haber procedido los argumentos no hubieran prosperado”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.