Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

LR miércoles, 4 de abril de 2012

El panorama que se aproxima con la nueva ley de datos personales, que fue aprobada con el fin de alcanzar los estándares internacionales de seguridad en el tratamiento de esta información, requiere una actitud proactiva por parte de los diferentes involucrados, principalmente, por el sector empresarial, con el fin de evitar problemas ante un inadecuado uso de información que involucre datos personales.

¿Qué son los datos personales y cuál es el objetivo de esta ley?
Todo tipo de información vinculada a una persona y que permite llegar a ella constituye un dato personal, los cuales son valorados como una de las herramientas más importantes para diferentes ámbitos de la sociedad y requieren de una gran responsabilidad frente a su manejo y control.

La compilación de estos datos a través de bases específicas, permiten el acceso fácil, rápido y ordenado a la información. El objetivo es evitar un manejo negligente que pueda lesionar o poner en riesgo aspectos que lleguen a involucrar derechos fundamentales.

¿A quiénes les aplica esta nueva ley?
Esta nueva ley se aplica de manera general a entidades de naturaleza pública y privada, que manejen datos personales registrados en cualquier base de datos, que permita realizar operaciones tales como la recolección, almacenamiento, uso, circulación o supresión de los mismos. Es importante resaltar que los datos personales se diferencian de los datos financieros, a los que no se aplica la nueva ley, por tanto están regulados bajo la Ley 1266 de 2008. Los datos financieros hacen referencia a la información sobre las obligaciones dinerarias.

¿Qué innovaciones trae esta ley?
Uno de los elementos innovadores de la ley, consiste en las facultades que se le otorgan a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) a través de la creación de una Delegatura especializada, la cual se encarga de garantizar el cumplimiento de los deberes impuestos a los Encargados y Responsables del tratamiento de las bases de datos.

Ante el incumplimiento de los deberes consignados en la ley, dicho ente impondrá sanciones como multas, suspensión de actividades o incluso la suspensión definitiva de las operaciones que involucren el tratamiento de estos datos.

Otro tema de gran importancia es la creación del Registro Nacional de Bases de Datos, el cual será administrado por la SIC y exigirá que las bases de datos que involucren datos personales sean debidamente registradas ante la entidad.

¿Cuáles son las recomendaciones básicas para las empresas?
Quienes manejen información que involucre datos personales deben conocer las implicaciones de la nueva ley, de tal manera que puedan tomar tomen las acciones pertinentes para un adecuado manejo de los datos personales y de las bases que los contienen.

Por ejemplo, deben elaborarse manuales de buenas prácticas para el tratamiento de los datos personales que estipulen de manera clara las políticas de tratamiento de dicha información, de conformidad con la ley y las futuras disposiciones reglamentarias que expedirá el Gobierno.

De igual forma, es importante poner a disposición de los titulares de los datos personales canales de comunicación que les permita, de manera razonable y efectiva, modificar, actualizar o rectificar los datos incluidos en las bases, con el fin de evitar que eventuales conflictos alcancen instancias judiciales o administrativas, y se generen sanciones.

Cristina Narváez
Área de Propiedad Intelectual de Prietocarrizosa

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.