Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Giancarlo Marcenaro sábado, 3 de marzo de 2012

Uno de los primeros temas que tienen que definir quienes pretenden hacer empresa, es el relativo a la identificación del producto o servicio que piensan ofrecer en el mercado. Muchas veces, de la elección y protección de la marca depende, en buena medida, el éxito de la actividad comercial. He aquí algunos tips que pueden ser de utilidad a quienes se encuentren en esa situación:

1. Tenga en cuenta que la marca se adquiere únicamente por el registro en la Superintendencia de Industria y Comercio. El de registro de marca, es un trámite diferente y adicional al del registro mercantil.

2. Al elegir el signo considere que éste puede ser nominativo (palabra o conjunto de palabras), figurativo (imágenes o conjunto con elementos gráficos), mixto (combinación de palabras y figuras), tridimensional (la forma del producto o su envase o empaque) o, en fin, cualquier signo distintivo, perceptible y susceptible de representación gráfica.

3. Tenga en cuenta que para poder registrar la marca, ésta no puede ser igual o similar a otra que ya esté registrada por un tercero; no puede ser exclusivamente genérica, ni exclusivamente descriptiva, ni engañosa , ni enmarcarse en ninguna de las causales de irregistrabilidad previstas en la Decisión 486.

4. Tenga claro los productos o servicios que quiere identificar con la marca. Esto, para saber el número de registros que hay que hacer, teniendo en cuenta que existe una clasificación internacional que se puede consultar en la pagina web de la SIC y que si pretende que la marca distinga varios productos o servicios que se encuentren en la misma clase, sólo es necesario hacer un registro, al paso que si los productos o servicios pertenecen a diferentes clases, es necesario hacer tantos registros como clases.

5. Proceda con rapidez, tan pronto tenga una opción sométala a evaluación, tanto desde el punto de vista comercial, como desde el punto de vista jurídico.

6. Sepa que la solicitud de registro la puede presentar usted directamente o puede contratar un abogado para que lo haga a su nombre. También, que la puede presentar físicamente o en línea, a través de la página web de la Superintendencia de Industria y Comercio.

7. Al diligenciar el petitorio, limite los productos o servicios para los que quiere la marca, es decir, sólo indique los que verdaderamente va a comercializar, pues así se minimiza el riesgo de que le presenten oposición y se reducen las posibilidades de que le inicien una acción de cancelación por no uso.

8. Verifique si tiene derecho a descuento en el pago de la tasa administrativa.

9. Aprenda a hacer seguimiento del trámite a través de la página web. Impóngase la rutina de revisar, como mínimo, dos días a la semana el proceso de registro, pues pueden existir requerimientos que es necesario responder en un término determinado, sopena de que la solicitud sea declarada en abandono o desistida.

10. Una vez obtenido el registro cuide su marca. No permita que se use incorrectamente en la publicidad que se haga del producto o servicio debe quedar claro cual es la marca y cual es el producto; revise la Gaceta de Propiedad Industrial para detectar solicitudes de registro de marcas similares a las que podrá oponerse, y no tolere que terceros usen una marca igual o similar a la suya sin su autorización. Por último, esté atento al vencimiento de la marca (10 años contados desde la fecha de concesión), para solicitar la renovación, lo que puede hacer desde 6 meses antes del vencimiento y hasta 6 meses después.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.