Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Natalia Arteaga

miércoles, 16 de julio de 2014

El decreto para legalizar un servicio de transporte público especializado con el que se pueda utilizar la aplicación tecnológica Uber, quedaría aprobado en 15 días, así lo señalo ayer el viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñan, quien aseguró que el problema no está en la aplicación (app), sino en los vehículos que se están utilizando para prestar el servicio, que deberían ser carros de alta gama.

Lo que indicaría que el decreto vestiría de ‘lujo’ la nueva modalidad se servicio público.

¿Qué debería contemplar el servicio además de autos más sofisticados? La reglamentación contemplaría conductores uniformados que sean capacitados para atender al pasajero dentro del marco de comodidad.

Explicó Estupiñan que el grueso de la falta enla actualidad, está en que distorsiona las estructuras tarifarias en Colombia, pero que esto podría modificarse si las empresas de taxis, crean una sección para servicios especiales o de ‘lujo’ que se ajuste a determinadas necesidades.

Actualmente, la cartera se encuentra en negociaciones con las empresas de taxis más conocidas de la ciudad como: Taxis Teleclub, Taxis Verdes, Telecoper, Taxis Libres y Tax Express, para definir cómo funcionaría el servicio especializado.

Dice Uldarico Peña, gerente de Radio Taxi Aeropuerto S.A., que llevan tres encuentros y que los planes marchan bien. “El decreto que reglamente el uso de Uber me parece excelente, la creación de unidades especializadas nos va a obligar a mejorar y a ser más competitivos entre el gremio. Vamos a tener que capacitar en materia de turismo a los choferes que atiendan a los clientes que soliciten este servicio. Además se tendrá que contar con vehículos amplios y serán los usuarios quienes elijan qué automóvil deberá recogerlo y trasportarlo”.

Aunque actualmente quienes prestan el servicio de transporte público a través de la aplicación estadounidense cobran unas tarifas que sobrepasan las autorizadas por la Secretaría de Tránsito y la Alcaldía de Bogotá y por tanto se creería que no le estaría apuntando al mismo público y no representarían una competencia directa para los taxistas, Peña asegura que sí les están mordiendo mercado, ya que se dedican a transportar pasajeros individuales. El cupo sería otro de los ‘malestares’ entre los taxistas, ya que dice el gerente de Radio Taxi Aeropuerto S.A., que no se justifica que en el gremio paguen alrededor de $90 millones por un cupo y otro carro con placa blanca, pague alrededor de $15 millones y cobre más por la misma actividad. “Considero que se le quita espacio a los taxistas y esto no es justo, porque dichos los carros con placas blancas nisiquiera tienen pico y placa. Por el contrario, en Bogotá hay 10.500 vehículos que no pueden salir a trabajar por esta norma y cuando salen encuentra una competencia desleal en la nueva modalidad”.

Explica Peña que como Uber no tiene ningún respaldo empresarial (no tiene oficinas, es solo un app) y los vehículos que prestan el servicio a través de la misma, no tienen adscritos los carros a una organización física, es inseguro, ya que nadie responde en caso de perdida de objetos personales y demás. Desde hace un año, según información suministrada por la empresas Taxis Libres, hay una aplicación que lleva el mismo nombre, mediante la cual varias empresas de las que se encuentran en reuniones con el Ministerio de Transporte, han venido prestando el servicio virtual con ‘garantías’. Cabe resaltar que con la expedición del decreto, los vehículos que vienen operando con Uber, no podrán hacerlo más. Aunque hasta el momento es ilegal, el Ministerio de Transporte reconoce que el servicio se presta y que el único órgano que está controlando el problema, es la Policía de Carretera, que es, de acuerdo con Estupiñan, el que tiene la competencia para hacerlo. El funcionario también reconoce que desde Mintransporte no se ha hecho ningún tipo de solicitud al Ministerio Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para que se bloquee la aplicación.

La historia de la polémica app
De acuerdo con una columna de opinión publicada en LR por José Eduardo Hernández, presidente de Taxis Libres, Uber, creada por Travis Kalanick, consiguió rápidamente el auspicio y soporte de empresas como Google y Goldman Sachs. La aplicación se presenta como una plataforma tecnológica que funciona en dispositivos móviles inteligentes para ofrecer servicios de movilidad. Los usuarios registran sus tarjetas de crédito en la aplicación, cancelan los servicios directamente a la empresa y no al conductor. La aplicación funciona en más de 60 ciudades en el mundo, está valorada por más de US$4 billones y reportó ingresos en 2013 por encima del US$1 billón.

Uldarico Peña
Gerente de Radio Taxi Aeropuerto S.A.

“El decreto que reglamente el uso de Uber me parece excelente, la creación de unidades especializadas nos va a obligar a mejorar, a ser más competitivos entre el gremio y sacará a quienes lo usan de manera ilegal”.

Nicolás Estupiñan
Viceministro de Transporte

“El verdadero problema de Uber no es que funcione como aplicación, sino que se está prestando un servicio en automóviles que no son los ideales y en que distorsiona las estructuras tarifarias de los taxis”.

Eduardo Hernández
Presidente de Taxis Libres

“Continuamos capacitando a nuestros colaboradores y creado campañas de cultura ciudadana, de respeto, de honestidad y estamos seguros que homogenizando el servicio, podremos recuperar la confianza en los usuarios”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.