Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 5 de diciembre de 2013

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó la pena de 27 años de cárcel proferida en contra del exalcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo, por el homicidio del exasesor de la alcaldía de esa ciudad Alfredo Enrique Flórez, ocurrido en octubre de 2003.

La Corte ratificó la pena que había sido impuesta por el Tribunal Superior de Bogotá en agosto de 2011, fallo éste que había revocado la absolución impartida en abril de 2009 por el Juzgado Octavo Penal del Circuito Especializado.

De acuerdo con los hechos, Flórez fue asesinado cuando se dirigía a su residencia en su vehículo por sicarios que le dispararon en varias oportunidades, haciendo que perdiera el control y se estrellara; acto seguido, sus agresores lo remataron.

El homicidio fue atribuido a las AUC por instigación de Suárez Corzo de acuerdo con los testimonios de varios paramilitares como Carlos Andrés Palencia González, alias ‘Andrés’ o ‘Visaje’; quien dijo que estuvo presente cuando el político le habría pedido a, alias ‘El Gato’, que asesinara a Flórez.

En este punto, la defensa de Suárez Corzo consideraba que no se debía dar credibilidad a su testimonio ya que es un integrante de grupos armados ilegales. No obstante, la Corte Suprema apuntó que esa generalización no puede darse.

“No existe la más mínima comprobación de que todos o casi todos los miembros de las citadas organizaciones mienten cuando acuden a la justicia. De hecho, el proceso de Justicia y Paz está estructurado sobre una regla contraria, y si bien hay quienes en el marco de la referida justicia transicional han dicho mentiras, al punto de haber sido excluidos de dicho trámite por esa razón, existe referencia de otros muchos que han procedido de diversa manera, tanto que con fundamento en sus testimonios se vienen edificando condenas contra quienes colaboraron con su accionar delictivo”, señaló la Corte.

En un fallo de 67 páginas, la Corte resaltó que cuando Suárez Corzo estaba preso en La Picota presionó al testigo Carlos Andrés Palencia para que se retractara en su testimonio y no dio crédito a los supuestos hechos que indicarían que esas reuniones no se dieron.

Suárez Corzo también señalaba que no era responsable por el crimen de Flórez ya que era su amigo y “un amigo no determina la muerte de sus amigos”. Aquí, la Sala Penal rechazó la forma genérica de esa afirmación y, en todo caso, señaló que se comprobó en el proceso que esa amistad no existía. Igualmente, la Corte rechazó el argumento de la defensa del exalcalde según el cual se dejaron de tener presentes pruebas que evidenciarían que este crimen era una confabulación en contra suya.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.