Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Colombiano lunes, 4 de septiembre de 2017

El cierre se tornó traumático si se tiene en cuenta que el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín dejó de operar desde la tarde del domingo

El clima no fue un aliado en la madrugada de este lunes para el plan de contingencia en los dos principales aeropuertos de Antioquia por la visita del Papa Francisco.

En la madrugada de este lunes, el aeropuerto José María Córdova de Rionegro tuvo que ser cerrado pasadas las 6 de la mañana y por cerca de una hora debido a las malas condiciones climáticas lo que generó retrasos en la salida de 15 vuelos y la llegada de 17 aviones.

El cierre se tornó especialmente traumático si se tiene en cuenta que el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín dejó de operar desde la tarde del domingo, con motivo de los preparativos de la misa campal, con la presencia del Sumo Pontífice, que se realizará el próximo sábado en las instalaciones de la terminal aérea de la capital antioqueña.

Por tal motivo, los 144 vuelos diarios que en promedio salen y llegan al Olaya fueron desviados hasta el aeropuerto José María Córdova de Rionegro a partir de este lunes.

Eso, según explicó Airplan, significará un aumento de 2.800 pasajeros diarios para la terminal aérea del Oriente lo que ocasiona un mayor represamiento si los cierres por mal clima se prolongan.

Sobre las 7:30 a.m. la terminal aérea con sede en el Oriente antioqueño reabrió operaciones con restricción en los aterrizajes.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.