Colprensa Miércoles, 18 de julio de 2012

Ante la Fiscalía General de la Nación fue radicada una denuncia por el delito de prevaricato, en contra de los magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE).

A ello se los acusa de haber entregado irregularmente la credencial como gobernador del Chocó a Luis Fernando Murillo, pese a que estaba inhabilitado para ejercer cargos públicos, según confirmó el Consejo de Estado la semana pasada.

 El abogado Saúl Villar asegura que la Procuraduría General de la Nación avaló una petición suya al CNE para anular la inscripción de Murillo Urrutia a las elecciones del año pasado; pese a ello, dice el jurista, la entidad no dio respuesta.

 Murillo fue suspendido provisionalmente por la Sección Quinta del Consejo de Estado, mientras ese despacho analiza una demanda de nulidad en contra de su elección.

La acción mencionada fue interpuesta por haber sido elegido a pesar de que estaba inhabilitado para ejercer cargos públicos, ya que fue condenado por el delito de peculado por destinación indebida.

 Por otro lado, y en una acción que apunta en favor de Murillo, el ex fiscal general Guillermo Mendoza Diago radicó en la Sala Penal de la Corte Suprema una tutela contra el Tribunal del Chocó, que no aceptó la solicitud de declarar ineficaz la condena que recibió el gobernador.

 De acuerdo con Mendoza Diago, la condena que recibió Murillo en 1997 no se ajustó a las exigencias que hacía el Código Penal para aplicar el delito de peculado.