Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Domingo, 27 de octubre de 2013

Hay molestia entre los precandidatos presidenciales del movimiento Uribe Centro Democrático por cuenta del riesgo de que se presentara doble votación de un mismo convencionista en las elecciones que eligieron al candidato único por esta colectividad. Fue tal el debate que hasta el mismo expresidente Álvaro Uribe tuvo que intervenir para pedir medidas más drásticas.

Primero circuló el rumor de que algunos de los asistentes estaban inscritos en dos listas. Es decir, aparecían tanto en listas de convencionistas como en otras que bien podían ser las de delegados departamentales o integrantes de las mesas temáticas. 

Cada lista tiene una mesa de votación asignada. Por eso, quedaba abierta la posibilidad de que una persona inscrita en dos listas pudiera votar doble vez pues para hacerlo solo debía presentar la escarapela que acreditaba su pertenencia a la respectiva lista. 

Sin embargo, no fue eso lo que motivó la intervención del expresidente Uribe. Fuentes cercanas aseguran que sorprendieron a la abogada y asesora del precandidato Óscar Iván Zuluaga, Amalia Salgado y a la ex viceministra del Interior, Viviana Manrique, llenando escarapelas en blanco, lo que desató la furia del también precandidato Carlos Holmes. 

Fue allí cuando tuvo que intervenir el exmandatario y, antes de empezar reanudar la Convención, luego de la pausa para el almuerzo, el día viernes, Uribe anunció a los allí presentes que para votar sería necesario no sólo presentar la cédula del movimiento sino también la cédula de ciudadanía. 

Pero además de esto, la Convención fue cuestionada por empezar, luego de cuatro horas de retraso, sin que todos los asistentes estuvieran debidamente acreditados. Durante esos primero minutos se tomaron decisiones en las que la convención aprobó la proposición de que el movimiento para presentar un nuevo proyecto de ley que reestablezca el Fuero Penal Militar, luego de que la Corte Constitucional lo tumbara. 

Estos acontecimientos hicieron que se empezaran a levantar voces señalando los posibles vicios que tendría la primera convención uribista.