Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

David “Chato” Romero - dromero@larepublica.com.co Domingo, 6 de marzo de 2016

De hecho, el 12 de diciembre de 1990, cuando arrancamos con el espejo retrovisor, la Cámara de Representantes (que en ese entonces elegía al procurador) designa a Carlos Gustavo Arrieta como el reemplazo del también liberal Alfonso Gómez Méndez. 

Su período fue de 1990 a 1993 para ser relevado por otro liberal: Orlando Vásquez Velásquez. Fue bajo su período constitucional que el país fue testigo de un choque de trenes muy similar al que ocurre actualmente con la Fiscalía General de la Nación. En 1996, la Corte Suprema de Justicia destituyó al procurador Vásquez por el cargo de obstaculizar la administración de justicia. 

Ha sido la única vez que ha ocurrido este hecho. El Alto Tribunal encontró pruebas que señalaban al jefe del Ministerio Público de orquestar una investigación montada contra el fiscal Alfonso Valdivieso.

Posterior a Vásquez llegó al ente de control Jaime Bernal Cuéllar quien estuvo al frente hasta el 2000, cuando fue reemplazado por Edgardo Maya Villazón (actual contralor) quien estuvo al frente de la Procuraduría entre 2001 y 2009.

Así que, salvo por la llegada de Alejandro Ordóñez del partido Conservador, la mayor parte del tiempo la Procuraduría ha estado liderada por abogados de una formación y convicción liberal.

La historia antes de la patria

La figura de procurador se mencionó por primera vez en el país en 1819, bajo el Congreso Angostura que se realizó en Cúcuta. Sin embargo, fue en la constitución de 1830 que rigió para Colombia, Ecuador y Venezuela que se le dio las atribuciones para defender a la Nación ante los tribunales y juzgados. Después de desaparecer esta figura por 20 años (hasta 1853) en la constitución de 1886 vuelve a quedar el Ministerio Público en cabeza del procurador. El revolcón más fuerte del siglo XX fue en 1936.