Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea Mancera Rojas - amancera@larepublica.com.co Miércoles, 11 de julio de 2012

La Unidad de Interacción Marítima y Narcotráfico (Unaim), profirió medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación en contra del excongresista Juan Carlos Martínez.

El exsenador será procesado por los delitos de tráfico de estupefacientes y concierto para delinquir, mientras está por definirse su lugar de reclusión.

Martínez es investigado por presuntos nexos con narcotraficantes y recientemente había quedado en libertad luego de pagar una condena por ‘parapolítica’.

El excongresista, quien desde hace unas semanas se encuentra en el búnker de la Fiscalía, en Bogotá, ha negado los hechos por los que se le acusa y ha señalado que todo se trata de un complot en su contra, proveniente de los grupos políticos tradicionales del Valle.

El testimonio que incrimina al exsenador

Armando Lugo, alias ‘El Cabezón’, es la persona que hoy tiene en apuros al exsenador Martínez. Esta persona fue uno de los jefes del bloque Calima de las AUC y quien aseguró que conoció de tres reuniones del político con Ever Veloza, alias HH, en donde se cuadró el pago del impuesto para sacar droga a través del puerto de Buenaventura.

Armando Lugo es oriundo de Florencia, Caquetá, y antes de vincularse con el ‘paramilitarismo’, trabajó como voluntario en la Defensa Civil Colombiana.

El exjefe de las Autodefensas asegura haber sido desplazado por las Farc hacia Santander de Quilichao, Cauca, a mediados de los 90. Años después ingresó al ‘paramilitarismo’ donde se desempeñó como coordinador militar, comandante de material logístico y luego fue el segundo comandante de zona del frente Buitrera, cuya zona delincuencial era el Valle del Cauca y Cauca.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.