Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla viernes, 5 de abril de 2019

La imputación de cargos de Ticket Shop se dio a principios de este año

La Fiscalía anunció que imputará a tres socios de Ticket Ya por el escándalo de la reventa ilegal de boletería en el partido Colombia-Brasil que se jugó en septiembre de 2017. Los involucrados en esta ocasión a la causa penal son: Elías Yamhure Dacarett, Rodrigo de Jesús Rendón y Medardo Alberto Romero.

 

 

La imputación de la entidad se basó en la especulación de precios en la boletería del partido. Según la Fiscalía delegada para las finanzas criminales decidió imputarles a los socios de la empresa los cargos de agiotaje, concierto para delinquir y corrupción privada.

Esta es la segunda imputación que se da en este caso. En febrero, la Fiscalía realizó la diligencia pertinente contra los directivos de Ticket Shop, quienes habrían acordado un plan para revender ilegalmente las boletas de los partidos del mundial. En su momento, la Fiscalía había anunciado que seguirían imputaciones para otros directivos.

Según revelan las investigaciones, por el partido Colombia-Brasil se vendieron 6.000 boletas en reventa, lo que les generó una utilidad neta de $600 millones a los tres socios implicados.

El ente acusador también se encuentra investigando el contrato que suscribió Ticket Shop con la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), para la delegatura de finanzas criminales este se constituiría en un caso de corrupción privada, debido a que la FCF desconoció las reglas que se impuso en la licitación que abrió para contratar con un oferente. Según señalan las investigaciones la empresa ganadora fue Primera Fila, pero el contrato se lo entregaron a Ticket Shop.

Pese a los señalamientos emitidos por el ente acusador, algunos abogados penalistas no ven mucha claridad en el caso. Frente a la imputación por agiotaje, Jaime Lombana dijo que “lo que pienso desde el punto de vista jurídico es que hay una línea muy débil entre lo sancionatorio (…) creo que acá no hay fundamento para realizar la imputación. Además no debemos confundir las capacidades sancionatorias de las Superintendencias, con las facultades de un fiscal. Ese fue uno de los grandes errores de Pablo Robledo”.

En cuanto al cargo de corrupción privada, el exfiscal general Guillermo Mendoza Diago recalcó que “este es un tipo penal del cual existe mucha incertidumbre, debido a que no hay una línea jurisprudencial. Lo primero que debe ver la Fiscalía es la finalidad del delito y verificar si realmente se dio un empobrecimiento a las ganancias de estas empresas”.

Mientras se adelanta la investigación penal, la Superintendencia de Industria y Comercio continúa adelantando otras tres investigaciones por este caso. La primera se relaciona con el contrato entre la FCF y Ticket Shop, donde se habrían incumplido las reglas de la licitación, según informó en su época, Pablo Felipe Robledo, se habrían desconocido las estipulaciones de la licitación que hizo la FCF, beneficiando a Ticket Shop. La segunda investigación tiene que ver con la emisión ilegal de 42.000 boletas, que Ticket Shop desvió a Ticket Ya para generar la reventa ilegal de boletería. Y la tercera línea de investigación busca esclarecer cómo fue el modus operandi para que Ticket Ya vendiera las boletas a precios hasta 350% superiores de lo reportado en taquilla.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.