Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea del Pilar Mancera - amancera@larepublica.com.co Martes, 10 de julio de 2012

Un fuerte regaño le propinó la juez 11 de conocimiento al abogado Jorge Arenas, defensor del ex alcalde Samuel Moreno durante el proceso que se sigue en contra del ex funcionario por el escándalo del `carrusel de la contratación`.

El llamado de atención de la administradora de justicia se dio luego de que el jurista solicitara más tiempo para conocer el material probatorio, dado que según él, no lo han podido estudiar en su totalidad.

En este sentido la funcionaria manifestó que hace dos meses se le dio un plazo considerable a la defensa para que escaneara todos los folios del proceso, que estaba en manos de la Fiscalía.

'Señor abogado usted me dijo que tenía un equipo que se iba a dedicar a mirar los videos y a grabarlos, yo me imaginaba que ya estaba listo', indicó la juez al igual que aseguró ser consciente que es su deber garantizar el debido proceso al ex alcalde de Bogotá.

De igual manera, señaló que no se desconoce la complejidad de la investigación, pero que desde el 2 de marzo anterior están tratando de realizar la audiencia preparatoria, y esta es la fecha y no han podido. Para la administradora de justicia no es concebible que Arenas solicite tiempo para estudiar las pruebas y luego esté pidiendo la libertad de Moreno por vencimiento de términos.

'Estoy muy disgustada con tantas peticiones de vencimiento de términos, eso significa una sanción para el Estado por no hacer un juicio rápido y no tener una pronta justicia. El señor Moreno necesita un juicio rápido', agregó.

Ante el llamado de atención, el defensor del ex alcalde indicó que no es responsabilidad de ellos lo extenso del proceso. En cuanto a las peticiones de libertad -dijo- que no se ha hecho por vencimiento de términos, sino lo que se ha pedido es revocatoria.

'La defensa no tiene culpa en que el proceso estuviera tan desorganizado y no tengo remordimiento de conciencia', aseguró Arenas.Ante esta situación la juez programó para el próximo 23 de julio una reunión con el fin de revisar con los sujetos procesales cómo está la consecución de las pruebas y después definen la fecha.

Según los expertos, este tipo de trabas busca que el proceso se dilate y seguir con la petición de revocatorias y vencimientos de términos. Se debe tener en cuenta, que hace una semana se había establecido una fecha para la petición de libertad por parte del apoderado del ex alcalde, sin embargo también fue aplazada.

En abril, Samuel Moreno Rojas anunció una demanda contra el Estado por daños y perjuicios en este caso, por $183 millones. Se pediría primero una conciliación con la Procuraduría, entidad que profirió la sanción.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.