Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co jueves, 24 de septiembre de 2015

El presidente Juan Manuel Santos sostuvo que ha llegado la hora de la paz y este avance pone sobre la mesa la posibilidad de que la economía pueda incluir puntos de crecimiento durante el próximo año en medio de tiempos de austeridad causados por la caída en la renta petrolera.

Si bien las cifras de lo que significaría este avance aún no están calculadas con lupa, el Gobierno, gremios y centros de estudio calculan que la paz generaría 0,3% de crecimiento en cada uno de los sectores y hasta 2% si se tienen en cuenta los rendimientos que generaría la puesta en marcha de la primera ola de vías de Cuarta Generación.

Pese a estos acuerdos y a que la paz está tan cerca, desde el Gobierno Nacional estiman que 18% del presupuesto asignado para defensa el próximo año, que está avaluado en $30 billones, se mantendrá constante, puesto que según fuentes del ejecutivo, los recursos están destinados a temas prioritarios.

En agosto de este año, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, (Anif), que preside Sergio Clavijo, aseguró que la justicia transicional era la clave para firmar la paz. 

Además, señaló que el Gobierno debería apalancarse en un adecuado manejo a los reinsertados, para que entren a la vida económica, y así se puedan cobrar los dividendos de la paz.

A esta voz se suma que a mitad de 2015, Leonardo Villar, director ejecutivo de Fedesarrollo,  resaltó que la firma de la paz conlleva unos beneficios enormes desde el punto de vista humano, ético y de conciencia ciudadana. No obstante, puntualizó que el dividendo económico no sería tan grande como se ha planeado, ya que buena parte de los beneficios que se estiman desde los analistas, se han logrado en los últimos 15 años.

José Manuel Restrepo, analista económico y rector de la Universidad del Rosario, resaltó que “el dividendo para la paz puede oscilar, según los estudios que se han hecho, entre 0,4% y 2% adicionales del PIB, una vez se firmen los acuerdos y se implementen las políticas acordadas”.

El vocero añadió que “estos pactos generan confianza por parte de los organismos internacionales y de entidades nacionales, pero lo más importante es que si se acogen los acuerdos, puede generar resultados positivos”.

Esto reafirmaría lo que han anunciado distintos embajadores y ministros de Economía de países como Estados Unidos, México y Portugal, quienes han señalado que esperan fortalecer la red empresarial de sus naciones en Colombia, puesto que habría mayor confianza para invertir y no tener ningún riesgo de perder capital.

El exministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, también habla de un aumento del PIB pero que oscilaría entre 2% y 4%. 

“Los estudios que se conocen, que son principalmente de la Javeriana y de la Universidad de Los Andes, dicen que el PIB podría subir entre 2% y 4% con la firma del acuerdo de la paz. Además, según estudios que he conocido las inversiones del extranjero podrían ser de $80 billones en 10 años, es decir, un promedio de $8 billones por año”, agregó Acosta. 

Fuentes del Gobierno dijeron a LR que el crecimiento económico aumentaría y además habría mayor prosperidad ya que se empezarían a rebajar los costos que la Nación gasta anualmente en el conflicto.

“La inversión del extranjero en Colombia va a aumentar a largo plazo, porque el país va a ser objeto de las miradas en el mundo, si se van cumpliendo las medidas gradualmente”, añadió Restrepo.

Si bien los empresarios internacionales son un punto fundamental para atraer inversión extranjera a la economía nacional, los empresarios locales estaban expectantes sobre el avance del proceso de paz, ya que también creen que sus industrias tendrían un empujón.

“Evidentemente avanzamos el punto más sensible del proceso. Un punto que se ha debatido fuertemente y se ha polarizado. Y es también muy importante que se haya puesto un plazo de seis meses como termino máximo. El tema del dividendo es evidente, y todos los empresarios hemos dicho que el país y la economía crecerá más y se beneficiará con la paz. Igual, esto hasta ahora es un pacto y una firma pero el verdadero trabajo viene después donde todos tengamos que trabajar en más acciones y sobre todo en acabar la polarización”, sostuvo Bruce Mac Master, presidente de la Andi.

Para Eduardo Sarmiento, director del Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la Escuela de  Ingeniería Julio Garavito, “el proceso de paz tiene unos costos y unos beneficios como es el caso de la justicia transicional, pero probablemente los beneficios son mayores”. 

Al respecto, dijo que esos factores ya están incorporados y el efecto en la economía no va a ser considerable. Se va a ver un aumento en el gasto para la reparación de las víctimas y eso hay que asumirlo para solucionar los daños del conflicto”.

El reto es cómo se logra una sociedad más justa en el país
El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro,  expresó que “lo que hace el presidente Santos con los comandantes de las Farc es quizás instaurar formalmente una era de paz, pero es como el cascarón del huevo, el contenido va depender que realmente en Colombia se construya justicia social y justicia ambiental”.  Y agregó: “lo que está por delante es lo más difícil y no es cómo se  firma un acuerdo entre armados, sino cómo los desarmados, que son la sociedad colombiana, logra construir una sociedad más justa”. Además, sostuvo que se debe tener como prioridad la verdad. 

Las opiniones

Rafael Mejía
Presidente de la SAC

“Creemos que la paz no va a llegar en el momento que se firma sino que es el principio y la oportunidad de buscarla; eso nos corresponde a todos”.

Bruce Mac Master
Presidente de la Andi

“Avanzamos en el punto más sensible del proceso; es también muy importante que se haya puesto un plazo de seis meses como máximo”.

Jaime Humberto López
Presidente de Asobolsa

“Es un acuerdo serio, un logro inesperado, razonable y creo que es un gran alcance que merece y debemos respaldar más que nunca”.

Sandra Forero
Presidente de Camacol

“El acuerdo nos brinda confianza, creemos que se van a dar las oportunidades necesarias para que nuestro sector siga en crecimiento”.

Javier Díaz
Presidente de Analdex

“El acuerdo alcanzado garantiza que no va a haber impunidad y es un elemento fundamental. Es bueno que se haya puesto una fecha final“.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.