Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co jueves, 21 de noviembre de 2019

En conversación con la canciller Claudia Blum se critica a Carlos Holmes Trujillo, a Guillermo Botero y al estadounidense

Tras conocerse el audio entre el embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos y la nueva canciller, Claudia Blum, en el que se critica al gobierno de Donald Trump y a los salientes ministros de Defensa y Relaciones Exteriores, el presidente Iván Duque le pidió al primero presentarse lo antes posible en la Casa de Nariño para dar explicaciones. Este, quien aseguró ayer que no dejaría su cargo por este audio filtrado, se encontrará con el mandatario el próximo lunes.

Mientras tanto, en el terreno local se discute si esta conversación podría llegar a tener algún efecto en la relación comercial de Colombia con Estados Unidos y si, además, grabar un audio privado entre dos personas es un acto ilegal y qué implicaciones tiene.

La primera cuestión se da porque Santos en el audio, grabado aparentemente en un restaurante en Washington, aseveró que el Departamento de Estado del país norteamericano está actualmente “destruido”. “Antes uno sabía cómo funcionaba eso. La entrada era siempre al Departamento de Estado. Uno sabía que esto era predecible, que esto iba así. Hoy en día eso se acabó”, afirma el embajador en el audio que filtró Publimetro.

LOS CONTRASTES

  • Iván CancinoAbogado penalista

    “El reservado de un hotel no es un sitio público y solo sería legal si hubiera sido grabado por los dos o por una orden judicial. Ahora, si una persona está en un centro comercial puede ser grabada”.


  • Jaime GranadosAbogado penalista

    “Lo difícil de este caso es que fue fuera de Colombia y no aplicaría la ley penal. Se tendría que estructurar una ampliación extraterritorial para procesar a las personas bajo las normas del país”.

Adicional a ello, en la conversación se puede escuchar como Santos dice que Carlos Holmes Trujillo “no tenía una estrategia clara” en las relaciones con el país norteamericano y, por su parte, Blum asiente que su antecesor era un desastre” y “estaba haciendo política”. “Aquí vamos a trabajar excelente, yo exijo resultados. Hay que trabajar con los demócratas y con los republicanos”, afirma la nueva canciller.

Pero las críticas no se quedan ahí, pues en el audio también se escucha cómo Santos le confiesa a Blum que uno de sus problemas como embajador era que Botero “no trabajaba” puesto que “no hablaba inglés” y, por ende, no iba a EE.UU. Igualmente, ambos tocaron el tema de Venezuela y del Grupo de Lima, en el que coincidieron que era “un chicharrón”.

“No considero que se puedan dar grandes repercusiones. Lo más grave que podría ocurrir es que lo declaren persona non grata y que se decida escoger a otro embajador”, manifestó Alejandro Bohórquez, profesor de Relaciones Internaciones de la Universidad de Rosario.

Respecto a si grabar una conversación privada se puede convertir en un delito, los expertos aseguraron que esta acción tendrá consecuencias siempre y cuando no exista una orden judicial para ello o que las partes no hayan dado su consentimiento. En el caso de la conversación entre Santos y Blum, como el embajador aseguró que tuvo lugar en un reservado de un hotel de Washington, este sería un lugar privado y la acción ilegal.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.