Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johana Lorduy jueves, 20 de junio de 2019

Entre los puntos que sostuvo se destaca la manera en que se han llevado a cabo los procedimientos en Colombia.

Desde una cárcel de los Estados Unidos, el exjefe paramilitar, Salvatore Mancuso pidió ser acogido por la Jurisdicción Especial para la Paz (Jep).

Mancuso, extraditado hace ya 10 años, cuestionó los logros que se han obtenidos por parte de la Ley de Justicia y Paz, que se implementó durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

“Quiero decirles que la Ley de Justicia y Paz, debido a las fallas conceptuales y múltiples deficiencias, está en agonía y no se vislumbra una fecha para terminar ese proceso; recordemos que fui el primero en advertirlo en el año 2006”, dijo Mancuso.

Salvatore Mancuso sostuvo que como estaba concebida la ley 975 de 2005 y la metodología empleada, “nos íbamos a demorar más de cien años para cumplir con los procedimientos, entre ellos el de repetir los mismos hechos en audiencias con diferentes nombres y que conste que para ese momento aún no estábamos extraditados”.

Igualmente agregó que la concepción de transicionalidad e independencia jurídica no se debía perder. “Esa confianza depositada por el Congreso en un tribunal diferente es la mayor demostración de que han aprendido de los vacíos e indefiniciones de la Ley de Justicia y Paz”, agregó.

 

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.