Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Geraldine Romero - gromero@larepublica.com.co Jueves, 5 de marzo de 2015

El argumento del Grupo Bimbo fue porque consideraba que el signo solicitado, atentaba contra su marca: Madalenas Bimbo. La empresa no encontraba mayor distintividad entre los nombres.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) resolvió negar el registro de Vela Hincapié. Sin embargo,  la titular de la marca solicitada no acepto el resultado de la resolución. Para ella, su signo tenía elementos diferenciales fuertes en el conjunto marcario, tales como: el color, el tamaño y la forma.

Adicionalmente, Vela Hincapié aseguró que el elemento que otorgaba diferencia entre  las marcas previamente registradas  era la expresión Bimbo y que todo su reconocimiento y posicionamiento en el mercado colombiano.

En otros argumentos, Juliana Vela expresó que eran evidentes las diferencias entre los dos signos, porque a pesar de estar en la misma clase (30 de la Clasificación Internacional de Niza) los canales de comercialización utilizados por la marca solicitada eran muy específicas, al tratarse de productos personalizados. 

La propietaria agregó que no tenía intención de vender la marca en supermercados, porque su objetivo era garantizar que el producto  fuera 100 % natural, sin adición de conservantes. Por el contrario, señaló que los canales de difusión de Grupo Bimbo estaban dispuestos para grandes cadenas. 

Lola Kandelaft, Abogada de Muñoz abogados,  y experta en el tema de marcas, opina que los signos Madelena y Madalenas son evocativos del producto Magdalena y que no se pueden negar las similitudes existentes entre las marcas.  “Es claro que se podría generar confusión en la mente del consumidor promedio quien se enfrentaría a las marcas de manera sucesiva y es no simultánea”.

En respuesta a los argumentos dados por Juliana Vela, la Superintendencia de Industria y Comercio señaló que compartía el análisis realizado por la Dirección de Signos Distintivos, ya que, el signo solicitado Madelena reproducía el orden secuencial de las vocales y parte de las consonantes de la marca del Grupo Bimbo. 

La SIC adicionó que fonéticamente y visualmente no existían diferencias, a pesar que la marca que quería ser registrada tenía las expresiones repostería y arte gourmet, el riesgo de asociación estaba presente. La entidad reguladora estableció que al percibirse las similitudes en su escritura, no era necesario profundizar en otros aspectos tales como: el gráfico o el diseño. 

La entidad también refutó el argumento del titular de la marca solicitante, sobre los canales de comercialización, pues para la SIC, si hay conexión competitiva: las dos marcas son para la distribución de productos de repostería, lo que traería como consecuencia para el consumidor  encontrar los signos distintivos en un mismo mercado o entorno. 

Por último, la SIC concluyó que se podría generar confusión directa o indirectamente, por motivo de la identidad.

Las opiniones

Lola Kandelaft
Abogada de Muñoz abogados

“Los signos Madelena y Madalenas son evocativos del producto Magdalena y no se pueden negar las similitudes existentes entre las marcas. Es claro que se podría generar confusión en la mente del consumidor promedio”. 

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.