Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa martes, 30 de octubre de 2012

Tan solo hasta la semana próxima la nueva dirección nacional del Partido Social de Unidad Nacional estará escogiendo quien será su nuevo presidente, tiempo en el que se habrán superado los problemas que quedaron tras la polémica asamblea del domingo pasado en donde quedó en el ambiente que La U no acompaña la negociación de paz del Gobierno Nacional con la guerrilla de las Farc.

La elección se había anunciado que entre martes y miércoles para escoger el presidente en propiedad, quien reemplazaría al hoy encargado senador Plinio Olano, y así superar una interinidad de más de un año en ese cargo. El presidente de la Cámara, Augusto Posada, sostuvo que esa elección, por acuerdo, se postergó para la otra semana momento en que ya se ha terminado un sondeo que se hace uno a uno con los senadores y representantes del partido para que expresen su posición sobre las negociaciones de paz con la guerrilla. En tal sentido el presidente del partido, Plinio Olano, está consultando a los congresistas y hasta el lunes de los 76 miembros de la bancada los 41 consultados sí acompañaron al Gobierno en seguir las conversaciones.

Olano además explicó que este procedimiento solo va a ratificar la posición que desde un comienzo le han dicho al presidente Santos, que si le apoyan y recordó que en su discurso el domingo lo expresó claramente. Por el momento se sabe que serán sólo dos los congresistas se apartarán, los uribistas Juan Carlos Vélez (senador) y Miguel Gómez Martínez (representante). Para el presidente de la Cámara, es viable que esta consulta solo se haga con los congresistas porque ellos son la representación de la bases y negó, tal como lo hizo Olano, que la asamblea se haya opuesto a las negociaciones del Gobierno y las Farc que comenzarán el mes que entra. Así mismo, la Comisión de Paz aprobó la petición de una tregua a las Farc para las épocas decembrinas.

La Asamblea del Partido de la U dejó en evidencia que el presidente Juan Manuel Santos y su antecesor, Álvaro Uribe ya no pueden compartir escenario. Son como el agua y el aceite. La tesis quedó corroborada con lo acontecido el domingo pasado, cuando tanto Santos como Uribe plantearon conceptos muy lejanos a los propósitos que alguna vez los unió, especialmente en la Seguridad Democrática y la paz.

Esta situación dejó a Uribe con un pie afuera de la U, tal y como lo confirmó el ex asesor José Obdulio Gaviria. La actual situación del ex mandatario quedó manifiesta, incluso con lo dicho por los senadores Armando Benedetti y Roy Barreras, quienes señalaron que Uribe nunca ha hecho parte de la U. Lo manifestado por los congresistas tiene un sustento, debido a que Uribe se lanzó por el movimiento Primero Colombia a sus dos campañas, a pesar que en la segunda la U ya estaba creada. Es así que el senador Benedetti recalcó que al ex mandatario no se le debió invitar, ya que desde el año pasado se encuentra en la oposición y en la actualidad es el jefe de esa disidencia.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.