Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co viernes, 6 de septiembre de 2013

El Consejo de Estado no accedió a las pretensiones de la demanda presentada por la firma colombiana Fábrica de Especias y Productos El Rey contra la decisión de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que confirmó el registro marcario otorgado a un producto de su competidora Agrícola Ganadera Reysahiwal.

El pleito tiene sus inicios en la oposición que la empresa nacional presentó contra el trámite iniciado por la ecuatoriana, que solicitó a la SIC que su expresión Reyogurt obtuviera la distinción marcaria para comercializar productos lácteos, en la clase 29 internacional de Niza.

Entre sus alegatos, la compañía local afirmó que Reyogurt podría confundirse con varias su marca homónima, y las demás: Salsina El Rey, Condimentos El Rey Colorey, Condimentos El Rey Comino, El Birrey Color y Caldo Marinero El Rey.

La Superintendencia, sin embargo, en primera y segunda instancia declaró infundado el impedimento y otorgó el reconocimiento al nombre de Reyogurt, entre otros motivos porque el elemento ‘ogurt’ le da “suficiente distintividad” frente a Caldo de Gallina El Rey.

En consecuencia, la colombiana instauró la demanda de acción de nulidad y restablecimiento del derecho en la Sala Contenciosa Administrativa del Consejo de Estado, ante el cual la Superindustria, en su contestación, se mantuvo en su posición.

El recurso de El Rey, no obstante, tampoco prosperó. El alto tribunal concluye en su fallo que “no se evidencia riesgo de confusión en el público”, debido a que la partícula ‘Rey’ “no es determinante” en la expresión cuestionada. “La marca acusada constituye una sola expresión de tres sílabas (Re-yo-gurt), lo cual impide que la partícila ‘Rey’ sea tomada aislada, como sí ocurre en las que explota la fabricante nacional, sostiene la sentencia.

El Consejo de Estado estimó además que la marca Reyogurt puede estar en el mercado, puesto que su canal de distribución difiere con los de El Rey. “Mientras que los productos” de El Rey “se venden en lugares destinados para el expendio de condimentos”, el de Reysahiwal “se ubica en refrigeradores”, puntualiza.

El caso contra Saysa
El proceso por la demanda que El Rey entabló contra la barranquillera Sabor y Sazón (Saysa) por presunta competencia desleal, también resultó en contra de los intereses de la primera.

El caso se surtió primero en la delegatura para asuntos jurisdiccionales de la Superintendencia de Industria y Comercio, ante la cual El Rey señaló que Saysa cambió, desde diciembre de 2006, la presentación de sus productos por un empaque que reproduce “sustancialmente igual” las características de sus presentaciones: los colores rojo y amarillo, el materia, la ubicación de los elementos, y el tipo y el tamaño de las letras.

La Sala Civil-Familia del Tribunal Superior de Barranquilla, empero, concordó con la Súper: la estrategia de comercialización de Saysa no fue un aprovechamiento indebido de la reputación de El Rey, como lo fue incluir aspectos generales de la presentación del líder de la categoría, pero con detalles que permiten diferenciar los orígenes empresariales.

Asimismo que, como indicó un publicista interrogado durante el proceso, los colores rojo y amarillo, y la indicación del tipo del condimento en letras negras mayúsculas en un fondo amarillo, son “de común utilización” en la presentación de condimentos, incluso de otras marcas como Winsor, Sasoned y Comarrico.

La opinión

Jorge Vera Vargas
abogado de saysa socio del bufete vera abogados asociados

“La notoriedad tiene gran prevalencia para la distintividad de la marca. Es más difícil que un consumidor se equivoque cuando su producto favorito es una notoria, a cuando es normal. Por esa razón, El Rey no pudo probar la confusión de sus productos con los de Saysa”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.